martes, 30 de julio de 2013

PREPÁRATE


"Prepárate Nene......." ( Santiago hace muchas lunas)
“Prepárate…”

Así termina una novela que acabo de cerrar.

Nada para recordar realmente, sólo el final: “Prepare Yourself”

Una suerte de epitafio, en este caso particular, que  me hizo recordar una anécdota graciosa de mis hijos.

Una conversación que se repetía cada mes de julio, finalizado el año escolar.

Mi hijo es apenas unos meses  mayor que mi hija, así que en el colegio, iban uno tras otro.

Esta era la conversación, en tono intimidante y aterrorizador, que duró desde pre-kínder hasta la universidad.

-      Prepárate Nene, Kinder es “peluisimo”… ( de peludo, difícil , dificilísimo)

-      Prepárate Nene, Preparatorio, si es verdad que es “peluisimo”

Y así……cada año.

-    Prepárate Nene, sexto grado, te lo juro, si es verdad que es “peluisimo”
 
Mi hija, malandra, nunca le hizo caso.

Hoy en día, ya superado el pre escolar, primaria, bachillerato y la universidad, ambos son unas superestrellas.

Pero volviendo al final de la novela mala, esa advertencia escalofriante del “Prepárate”, como la de mi hijo, me puso a pensar en cual sería mi final de novela, mi epitafio.

No es un ejercicio  mórbido, lo juro, sólo licencia poética.

La vida de uno, tal vez no sea tan  transcendente como la de un personaje de Tolstoi, o tan contrastante como la de un protagonista de Dostoievski, o tan glamorosa como uno extraído  de la pluma  de Scott Fitzgerald; o con la profundidad emocional de  DH Lawrence ; o el esplendor  mágico de García Márquez; o la clarividencia  de Wilde, o  la inmediatez narrativa, tan  deliciosamente oriental, de Murakami.

Nuestra vidas, al menos la mía, son más o menos normales.

Con arrebatos de sensualidad, barrenas dolorosas, exaltaciones de alegría, fiebres creadoras y muuuuchos, como estos que escribo, momentos sin importancia.

Sin embargo, si escribiera el final de mi propia novela, un sueño que siempre he tenido, pero me falta disciplina,  mis palabras finales, epitafio o no,  en vez del Prepárate aterrorizante de mi hijo, como el “Prepare Yourself”, de la novela mala que acabo de terminar, me gustaría  poder decir simplemente, con plena satisfacción:

“Valió la Pena”                                                                  
                    

Este es el de ahorita!!!

19 comentarios:

  1. A veces pienso que mi vida es como la de un personaje de Gabo, asi de colorida, criolla y pintoresca.

    Yo solia decir que mis palabras (no finales, sino diarias) eran: Vida, nada me debes, Vida estamos en paz. Digo que solian ser hasta que a mis hijos les llego algo que dicen que se llama adolescencia, para mi seria mejor llamarle 'aborrecencia'. Por ahora aqui estoy, intentando sobrevivir y tratando de reconciliarme con esa Vida mia que solia no deberme nada.
    Aquellos tiempos de niños adorables como el de la foto tu post parecen tan lejanos...

    A ver si adivinas quien soy :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inconfundible Sandra.
      Yo digo que en la adolescencia nuestros hijos son secuestrados por extraterrestres y te dejan a sus evil twins, y mas tarde te devuelven a los originales. Paciencia, ellos regresan, mas sabios, mas bellos que nunca.
      Me encanta tu , como llamarlo, mantra? vida, nada me debes, Vida estamos en paz...Valio la pena
      Un abrazo queridísima!

      Eliminar
    2. Sandra
      Me hiciste correr y poner una foto de mi hijo, el de Prepárate, ahorita..
      Abrazos

      Eliminar
  2. Bueno, si la vida me los devuelve asi de guapotes y nuevamente con una mirada tan luminosa y llena de vida como la de tu bebe crecido, se habra reconciliado conmigo y podre irme en paz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y te digo, con una mama ta chevere, asi será jajaja
      Un abrazote

      Eliminar
  3. Hola Natalia :)

    Profunda reflexión que a su vez hace reflexionar... ¿Pero sabes que te digo? Si mereció la pena: Ole, ole y ole. (Expreso mi admiración con sinceridad)

    Conciencia tranquila, haber dejado alguna sonrisa y que me hayan echado al menos un poquito en falta. Son mis reflexiones sin muchos ánimos de profundizar. Y es que los tiempos andan revueltos, la vida es breve y el amor su bien más preciado.

    En fin. Un abrazo que tampoco abundan ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roland!!!
      Me encantaron esos Ole, Ole, Ole, tan españoles. Gracias, gracias, gracias!
      Tu reflexión de dos líneas, lo resume todo. Como se dice coloquialmente, pa'que mas?
      Me voy corriendo a leer tu entrada de hoy, veo foto de un cuaderno grandote.
      Otro abrazo de los que escasean, realmente.

      Eliminar
  4. Ese "valió la pena", ya es en sí bastante expresivo y dice mucho de ti.
    Un abrazo y sigue disfrutando de la vida y de tu familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, ojala todos pudiésemos decir eso.
      Como en estos tiempos uno tiene la familia regada por todas partes, disfruto de los que tengo cercan y me rio mucho recordando las anécdotas de mis niños que ya crecieron.
      Un abrazote y otra vez te digo, poniéndome al día con tus poemas
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Seguro que valió la pena, es lo que repetimos cuando recogemos la cosecha de años de deberes escolares, alguna fiebre, un recoge tu habitación, o muchos, aquel ten cuidado...
    ¡Valió la pena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, tiempo de cosecha, tiempo de merecer, como me dijo alguien muy cercano hace poco y que creo que va ser la inspiración de mi próxima entrada.
      Un abrazo para ti!

      Eliminar
  6. Por más que lo he intentado, no me es posible imaginar un final de mi vida, a lo mucho hago reflexión hacia atrás como para hacer un balance de lo vivido, y mi vida parece más satisfactoria de lo que en su momento la he sentido.
    Te felicito por tus primores, se ve que han realizado grandes cosas gracias a tu guía, eso es disciplina.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por darme créditos con mis primores!
      Confió en que ese valió la pena que hoy digo en tiempo pasado , sea así en un futuro distante. Dicen que cuando uno quiere que las cosas pasen, hay que darlas por hechas.
      Un abrazote y gracias por pasearte por mis sencillas historias.

      Eliminar
  7. Excelente epitafio, me lo adjudico.
    Los hijos son los mayores responsables de que la vida haya merecido la pena vivirla, sin duda.

    Abrazos Natalia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el honor de tu visita jerónimo,
      un abrazo

      Eliminar
  8. Tienes un hijo maravilloso como la mamá de guapo, vale la pena todo aquello que hagamos con amor, dar lo mejor de nosotros a quien nos necesita es darle ejemplos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh Gracias Lujan!!!Me vuelvo un pavo real cuando presumo de mis hijos jajaja.
      Saludos a la belleza de Suri!
      Un abrazo

      Eliminar
  9. 8 días sin que escribas...creo que ya esta bueno, por favor volvé pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja espero hoy escribir! Gracias por tu apoyo queridisima

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!