domingo, 21 de julio de 2013

LA PUERTA VERDE


Estuve más de media hora intentando escribir algo para el segundo aniversario de mi blog (Julio 21), pero parecía que tenía cemento en el cerebro.

Desistí.

La página en blanco me desterró.

Salí a la terraza.

El mundo estaba detenido, igual que mi creatividad.

Un día sin viento.

Es que mi mundo ahora se mueve a paso de caracol.

Y es porque tengo la casa encima.

Por la mudanza digo.

Mudarse de casa es un cambio de piel, pues, como dice el poeta, tu casa es tu cuerpo grande.

Uno de mis hermanos dice que si las cosas empiezan bien y terminan bien, lo que pasa en el medio no importa tanto.

Otros dicen que no importa el destino sino el camino, teoría diametralmente opuesta.

Yo utilizo las dos a conveniencia. ( reflexiones al margen del tema)

En fin, mañana cumplo dos años del primer impulso de comenzar este blog.

Gracias a mis amigos viejos  y nuevos.

Los viejos, porque me conocen, y sin embargo me leen.

Los nuevos, porque no me conocen tanto (una ventaja jaja), y sin embargo me leen.

También este mes cumplo siete años con sus inviernos, en este país.

No han sido años fáciles. ¡Oh no!

Pero ahora,  tengo una gran ilusión.

Mi cuerpo grande tiene una puerta verde.

También un río que corre y cambia de colores.

Y, por más que he tenido muchos, ¿cómo llamarlos?, worries, para decirlo en inglés, en esta últimas semanas, sigo caminando, tranquila y sin miedo en el corazón, hacia donde me ponga la vida.

Me espera mi nueva piel.  

Mi cuerpo grande.

Mi amor, mi lugar de reposo.

Mi puerta verde.

12 comentarios:

  1. Por todo eso y (seguro que por mucho más), tienes mil motivos para ser feliz.
    Un abrazo y un lindo domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz día Rafael! El cambio de piel me hace sentir optimista, pensando que nuevas alegrías están por venir. Si, creo que tienes razón, motivos.., si hay!
      Gracias por tu constante presencia en mi blog! Es un lujo tenerte de lector.
      Un fuerte abrazo aniversario!

      Eliminar
  2. ¡De nada majetona! :D

    Espero que el cambio sea lo menos traumático posible. Pero lo que más me hace pensar es lo de si lo importante es el final o el camino…

    Desde mi "naderismo" (dícese del que se considera poco importante jaja). Me va más lo de disfrutar del camino. Y es que claro, ya sabes el destino de la vida, por lo que a partir de ahí… Unirse a corazones, a sentimientos, hacer sonreír, conseguir sonreír… Compartir este barco de dudoso destino…

    En fin que me puse de nuevo transcendente jaja.

    Un abrazo para mi nueva amiga :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Roland, yo que soy un poco antisocial, creo que encontré un nuevo amigo llamado Jorge, Jaime o Enrique (no creo que Chalmenrs o Bennet)Uno de tus comentarios , no se en que entrada de mis relatos, ha sido uno de los mas chéveres que me han dejado, y conste que valoro cada comentario que me dejan, como un tesoro. Decía algo así, como que mis relatos te hacían, reflexionar, pensar y sonreír. Yo digo ... Pa'que mas?
      Un abrazo, compañero de embarcación!

      Eliminar
    2. Hola de nuevo :)

      No me parece correcto dejarte con la duda, mire su buzón. Pero psssss es secreto xD

      Eliminar
  3. Soy una tumba jajajaja gracias por la confianza

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones por la nueva casa! Todavia estas en el deep south? :)

    A mi me da una flojera enorme mudarme, y luego de que armamos el playground en el jardin (el Taj Majal, lo llamamos) el Oso y yo decidimos que de aqui no nos saca nadie (excepto el rio Elbow desbordado).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mc
      Muy emocionada, pero, si da flojera! Es un poquito mas al Norte, ahora la oficina me va a quedar a cinco minutos! pero lo mas bello es la vista que tiene, al rio, pero desde bien arriba en una colina.
      Un abrazote

      Eliminar
  5. Vaya, lo de cambiarse de casa es toda una experiencia y tiene muchas implicaciones. Los que hemos pasado por eso sabemos de la emoción y el dolor de cambiar de piel.
    También te extrañaba Leo, espero que en esa nueva casa tengas menos preocupaciones y puedas ser más feliz, tan feliz como sea posible serlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz, si tiene muchas implicaciones, pero yo digo que a veces si uno no se muda en el momento adecuado, la vida lo muda a uno jaja
      Me alegro mucho leerte
      Otro abraza

      Eliminar
  6. Hermoso post, Leo!! Y cómo me identifico. He tenido meses con tantas cosas encima también, que ir a mi blog y hacer terapia ahora parece un lujo. O venir a relajarme y deleitarme con el tuyo, una tarea épica. Visitas familiares, proyectos, inicio pronto del posgrado, etc. O simplemente que me he distraído, como diría Facundo Cabral. Bueno, me alegro de que tengas tu puerta verde. Muchos, pero muchos buenos deseos en adelante. Un abrazo de ésta, tu siempre y fiel lectora y amiga virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Vero, por tus buenos deseos y por tus amables palabras. A mi me pasa que mientras mas estresada estoy mas necesito escribir mi magic momento, aunque en estos días de mudanza, me quede agotada. Así que junta fuerzas y cuéntanoslo todo. Tu voz literaria es muy linda.
      Un abrazote!

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!