martes, 23 de julio de 2013

PAVAROTTI


Su voz era como una inundación.

Un chorro capaz de abarcarlo todo, con sus registros imposibles.

Matices que recogían todo el esplendor y el regocijo de estar vivo.

Notas extremas que brotaban de su garganta con la suavidad con que un mago extrae de su sombrero un pañuelo de seda.
 
Pavarotti llenó nuestro mundo de alegría.

Su voz era más que un trino de ruiseñor.

Era una compañía.

Una presencia leve y palpitante.

De esas que no invaden, sino que cobijan.

Pero un día hace algunos años, enmudeció.

Y fue como si apagaran las luces.

Para siempre.

Fin de acto.

Pavarotti era el canario de la casa de mi mama.

Cuando se va una madre, es como si se apagara un canto.

Cuando mi mama murió, Pavarotti  nunca más volvió a cantar.

 


 
Posdata:


Esta mañana estaba en el carro dirigiéndome a la oficina y de mi cajita de sorpresas llamada ipod, surgió la mejor versión de New York New York que haya escuchado en mi vida, por Lisa Minnelli y Luciano Pavarotti. Como las asociaciones de la mente son inescrutables, eso me hizo acordarme de Pavarotti, el canario de la casa de mi mama en Caracas. La anécdota es verídica, después que mi mama murió, Pavarotti enmudeció. Con su canto se apagó un ciclo de mi vida, que hoy en día celebro sin tristezas en el recuerdo de mis padres y en el porvenir, siempre lleno de nuevas alegrías. Para no dejarles con un sabor triste, escuchen el link y sientan la inundación en la voz del original Luciano Pavarotti. Maravilloso!!!

 
 

11 comentarios:

  1. Menuda interpretación nos has traído, imposible de mejorar, ha sido todo un regalo.
    En cuanto a tu otro pavaroti, impresionante, es increíble las reacciones de algunos animales que nos dan a nosotros lecciones de sus sentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que la disfrutaste Marcos, es realmente magnifica interpretacion. Lo deja a uno energizado.
      Y tienes tanta razón, en cuanto a la sensibilidad de los animales.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Que bonitas palabras le has dedicado y que preciosa música, muchas gracias, he empezado el día con buenas vibraciones. El canario de mi casa se llamaba Caruso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me contenta demasiado, Ester, haberte enviado un chorro de energía de la buena
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Menudo chorro de voz el de Pavarotti...

    Mi padres tenían canarios en casa, vamos, me crié con ellos, eran los únicos animales que tuvimos a lo largo de mucho tiempo. Recuerdo que aprendí a silbar como ellos (aún se hacerlo) y competía, me gustaba desconcertarlos con mi silbido jajaja Había uno que también le pusimos nombre, me acabo de acordar ahora “El lechero”, gran cantante también. Si no recuerdo mal lo llamábamos así porque era la profesión del señor que nos lo regaló. Llegamos a criar canarios en casa y hasta sufrimos con sus enfermedades.

    Ya no hay canarios en mi vida, pero siguen en mis recuerdos. No hay canario que vea y que no me haga recordar a los míos, amenizaban mis tardes de lectura.

    Bonita empatía la de tu Pavarotti. Cuando llegue a casa escucharé la canción, en este ordenador están censurados los youtube ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Escuchado! Vi al inicio como Pavarotti se queda esperando un segundo beso de Liza y ya no me pude concentrar jajajajaja. Va, en serio, muy bien, solo que… en muy personal, pero esa canción si no la escucho de Sinatra… uff es “incredible” :)

      *_* Por cierto soy un maleducado: Hola Natalia y… Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Hola Roland, te respondo los dos en uno. Me pareció sensacional el nombre del canario de tu casa, Me pasa igual, cuando veo canarios, me acuerdo de mi casa de Altamira, a mi mama le encantaban. Aquí creo que se morirían de frio jaja.
      Sobre los besos, es que en America, al menos en Sur America, se dan los besos de un solo cachete, eso de los dos besos es Europeo, No se si en Norteamérica, no me he fijado ( aquí en Canadá no se saluda a nadie con beso, le tienen pavor), pero me parece que eso fue lo que hizo Liza. ? Como va a dejar uno a Pavarotti esperando un beso? jaja Y tienes razón SInatra es un la esencia de esa cancion, pero Pavarotti se un monstruo
      Muchas gracias por tu largo comentario y por tu like!!
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Inolvidable! Tanto el uno como el otro.
      Un abrazo fuerte Rafael

      Eliminar
  5. Me encanta la anécdota y me quedo con la tristeza del canario. Los animales me emocionan...
    Besos querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lujan, aprecio tu sensibilidad y te hayas quedado con la voz muda del canario. Sabes es que a veces me da miedo dejar a mis pocos lectores con sabor triste, algunos se preocupan, otros me lo recriminan ( como si uno no pudiese deprimirse un poco jaja) por ello al final intenté levantar el animo un poco con el link que dio origen a esta entrega.
      Tu sensibilidad de poeta es admirable.
      Un abrazo y gracias por visitarme.

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!