martes, 15 de enero de 2013

EL HUEVO


El nuevo año siempre me da una sensación de “sabana íngrima”, como dice una canción venezolana ( Llanera Altiva). 

Una llanura de silencios, de incertidumbres, de posibilidades, de miedos; un campo infinito donde no sé si correr  o quedarme quieta.

He aquí mi reflexión: 

El huevo es el alimento más perfecto de la naturaleza. Le sigue el cambur.  

Y no lo digo porque haya algo subliminal freudiano en esta afirmación (sí!, es contigo malpensado)

Sin embargo, como debo estar al borde de una crisis coronaria, después de comer huevos  en todas sus presentaciones posibles,  todos los días durante las pasadas vacaciones, pues decidí  darle un descanso a mi colesterol.  

Entonces, compré algo muy raro: huevo sin huevo (la clara, pues).

Lo que no sabía, cuando hice esta adquisición tan inusual, fue que estaba a las puertas de una “experiencia religiosa”.

Tanto así, que, con la de la clara del huevo, en mi mano, el tema de mi potencial infarto, pasó a ser irrelevante.

Y es que pasada la euforia de las fiestas, uno regresa, inevitablemente,  a sus plenitudes y a sus vacíos. Y en este país que hay tanto cielo, a veces los vacíos se imponen.

Aquí es donde viene a colación el huevo sin huevo.

Preparando la cena “a la carrera” (libro que mi mama quiso siempre escribir : “La Cocina a la Carrera”) rescaté unos cuantos vegetales abandonados, de esos que vienen a mi nevera a morir, como si fuera  el cementerio de los elefantes.

Verduras tristes, cuyo destino irremediable era  la soledad, el abandono, el frio, la muerte. Algunas veces, en el pasado, me he sentido como una de mis verduras, ¿y quien no?

Entonces, puse en un poquitico de aceite en un sartén y les eché el fluido mágico, transparente, cohesivo, revitalizador, puro y energético, que les dio sentido a su existencia:  el huevo sin huevo.

En un santiamén, aquellas hortalizas moribundas se transformaron en un festín.

Entonces me pareció que la clara del huevo era Dios.

Pensé: 

Dios es esa cosa invisible, pegajosa y proteínica, capaz de llenar todos los vacíos y darle sentido a una existencia que pensábamos acabada. ???

Me asusté.

Yo que no soy nada rezandera y que,  honestamente, admiro a quienes tienen esa cercanía con Dios, ¿yo, teniendo estos pensamientos?

Me estoy poniendo vieja… ¿será? 

¿Será por eso que el huevo es el alimento mas perfecto del Universo, seguido por el cambur claro?

Lo dejo hasta aquí.

Voy a intentar hacer una gran revoltillo en esta sabana íngrima que es mi nuevo año. Energizar todos los vacíos con fluido energético y lleno de proteínas, sustancia creativa, acaso Dios.

Los vacíos son parte de nuestro algo, irremediablemente…

Les dejo el link con la letra de la canción Llanera Altiva, mi favorita es la cantada por Lilia Vera, pero no pude encontrar la cancion, solo la letra que es sencillamente espectacular)
.http://www.lyrics59.com/Llanera-Altiva-lyrics-1914766.html




7 comentarios:

  1. ¿Hay sustitutos similares para otras cosas? Cordero sin cabrito, televisión sin programación, verano sin calor, trabajo sin problemas...
    Sería interesante y te veo capaz de encontrarlo, ya nos contarás. Feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cafe sin cafeina, vino sin alcohol, musica silenciosa
      besote para ti Ester, siempre aprecio mucho tus comentarios!

      Eliminar
  2. Entretenido relato que al final nos arranca una sonrisa.
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y una sonrisa dicen vale mas que mil palabras!
      Un abrazo para ti Rafael

      Eliminar
  3. Sos una genia Leonor Natalia! Hasta mistica saliste! Me encanta que conectes tu diaria minimalidad con tu lado sobrenatural y que lo expreses tan solemne y delicadamente chistoso :)

    Antes que nada aclaremos, la unica mal pensada fue la autora...

    A veces yo tambien me siento como esas zanahorias olvidadas en un rincon de mi sufrida heladera y la sensacion no me gusta.

    Y no, no te estas poniendo vieja, tu espiritu asi lo demuestra, solo nos estamos volviendo interesantes.

    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra
      Me gusto eso de "interesante". Sobre lo de malpensada, pues bueno, me delate jaja quizas.
      Y que me llames genia... bueno, demasiado con too much! pero se siente bien jajajaja.
      Besote y gracias por tus comentarios tan cheveres !

      Eliminar
  4. Jajaja Que disertación sobre le huevo ^^

    Puestos a hablar... Para mi el alimento perfecto es la pizza jajajaja Nada, cosas de gustos ^^

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!