viernes, 29 de julio de 2011

Sobre el amor que sólo quiere jugar...

Hurgando en cuadernos viejos


En el año 1994, en medio de una circunstancia muy dura de mi vida, me escapé a Mexico a pasar unos días con mi amiga  AER. En aquel momento ella tuvo la gentileza de cederme su copia de los poemas de Jaime Sabines, con una dedicatoria muy bella: 


"No son casuales las horas que en el infinito nos unen. Amor viejo siempre lleno de novedad. Con este encuentro con Sabines te llevas mucho de Mexico y un poco de mi..."


Desde ese entonces lo tengo como libro de cabecera y debo decir que me ha salvado muchas veces. La poesía  rescata el alma y a veces es el mejor rincón para la soledad. Bien decía Fernando Pessoa que para él, escribir era "su particular manera de estar solo."


Hoy es viernes, el día mas feliz, con la delicia de un largo fin de semana por delante. Me instalo en mi sillón y casualmente, me pongo a hojear algunos de los múltiples cuadernos con anotaciones erráticas y desordenadas que riego por todas partes. 


De un viejo cuaderno, de repente saltaron, como de sombrero de mago, dos conejos. La receta del quesillo de mi mama, el cual intentare hacer por primera vez próximamente,  y otra joya que comparto a continuación. 


Si hay personas capaces de expresar estas cosas, a veces me pregunto, que para qué yo escribo. Disfruten:


Digo que no puede decirse el amor
El amor se come como un pan,
se muerde como un labio,
se bebe como un manantial.
El amor se llora como a un muerto,
se goza como un disfraz.
El amor duele como un callo,
aturde como un panal,
y es sabroso como la uva de cera
Y como la vida es mortal.


El amor no se dice con nada
ni con palabras, ni con callar.
Trata de decirlo el aire
y lo esta ensayando el mar.
Pero el amante lo tiene prendido,
untado en la sangre lunar,
y el amor es igual que una brasa
y una espiga de sal.


La mano de un manco lo puede tocar,
la lengua de un mudo, los ojos de un ciego,
decir y mirar.


El amor no tiene remedio
y sólo quiere jugar  


Jaime Sabines,


Gracias AER, por haberme regalado esta magia hace 17 años.







2 comentarios:

  1. Qué belleza ese poema! Gracias Por compartirlo, me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Precioso el poema y tanto se ha escrito sobre el Amor...

    Pero no te preguntes para que escribes, a mi me gusta como lo haces y lo que transmites :)

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!