martes, 26 de julio de 2011

Dos centavos y una razón para vivir

Sinceramente, hoy había tirado la toalla en cuanto a esto de vivir mágicamente. Después de un día entero en uno de estos" offsite meetings"  en otras palabras, dosis masiva de aburrimiento (o paja, paja y más paja, como diría mi difunto hermano, que Dios tenga en la Gloria), pues no hay magia que sobreviva ni cuerpo que lo resista. 


Pero el encantamiento es persistente, si uno le concede espacios para que se manifieste. 


Sucedió que sentada en mi sillón, agotada y cubierta con una costra de tedio,  de repente apareció, entre mis ojos y el periódico, una rosa pálida, tímida, empapada con la lluvia del día. 


La densa capa corporativa se desintegró instantáneamente, y  toda huella de cansancio desapareció de mi cuerpo.


El origen de la rosa es que, en una de las salidas de mi esposo a fumar al jardín, pues le provocó cortarla y me la presentó, así no más. Las rosas son de las pocas flores que se ven mejor en un florero que en la mata, es nuestra teoría. 


Como siempre, por esa misteriosa asociación de ideas, mi memoria me trajo una frase que leí, hace años, en un Museo de lo más extraño, que visité en Gales, donde solía vivir mi suegra. El museo era horrendamente cursi, pero una frase captó mi atención y le dio sentido a mi visita a ese raro lugar. Decía algo así como:


"Preguntaron a un hombre:
 "Si tienes en la vida solo dos centavos, en que los invertirías?"
Y el hombre respondió:
 "Con un centavo compraría un pan, para mantenerme vivo, y con el otro compraría una rosa, para tener una razón para vivir"



5 comentarios:

  1. Me recuerdas a Rainer Maria Rilke. Te puse un quote en fb

    ResponderEliminar
  2. Aquí lo tienes. Lo quité de Facebook, demasiado público... "Rosa, oh pura contradicción, placer de ser el sueño de nadie bajo tantas miradas"

    ResponderEliminar
  3. Como siempre mi escritora favorita regalandome historias encantadoras. Felicitaciones Leonor por este blog, he disfrutado esas notas como si estuviese viviendolas contigo, asi de magicas son!!! gracias mil.... Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que no tirases la toalla, y una rosa es un buen motivo para no hacerlo, junto con el significado que cada uno le pueda dar ^^

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!