sábado, 23 de julio de 2011

Pensamiento mágico (o fume de lumpia): ejemplo

Pensamiento Mágico de hoy 


Es una leve proximidad, un latido, un murmullo, un aire intimo, una revelación. Para vivir mágicamente no hace falta tener tiempo, porque cada pensamiento mágico, por efímero, convierte el tiempo ordinario en tiempo de ensoñación. 


Así, la vida que nos transcurre cada día en el agotador ritmo del trabajo, de los problemas, de las cosas importantes y sin importancia, las cuales, a mi criterio, son igualmente importantes, despierta y cambia. ( otro día desarrollaré este concepto de la importancia de las cosas sin importancia, a ver a donde me lleva)


Es tiempo de jugar con todo lo que nos rodea.


Hoy desde mi vida mundana, tras el cristal del carro, miraba pasar el cielo. En este país, se respira mucho cielo, y a veces hasta cambia de color.  Entonces recordé  la definición de la vida según el cielo, es decir, la vida es solamente un pasar de nubes.  De pronto recibí un beso vaporoso y seguí mi camino hacia el aeropuerto.

1 comentario:

  1. Bonita reflexión, y otra sección de comentarios que estreno :P

    Transmites calma y haces reflexionar, me encantó tu frase “La importancia de las cosas sin importancia” sinceramente creo que es la clave de la felicidad, vaya, de nuevo hablando de ella jeje

    Pero si, hay que pensar más en ello, un día de estos me lo pondré en un post-it en la puerta del armario, algo así como “Disfruta de los pequeños detalles, tontorrón”

    Un saludo :)

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!