martes, 22 de octubre de 2013

YES


-      No.

Un “No” sencillo y rotundo.

Inobjetable.

Esa fue la respuesta de mi esposo, después de unos cuantos segundos cavilando,  cuando le pregunté si  recordaba algún olor que lo remontara a su infancia.

Por supuesto yo insistí.    

-      Pero, por ejemplo, algo que tu mama cocinara, o la grama de la campiña inglesa, o el olor de las casas de piedra, o de los pinos...

-      No.

Otro “No” irredimible y absoluto.

 Es que yo cuando me pongo sensible, como en este mes (recuerden el mes de mis melancolías, por esas ausencias que nos hacen sentir tan vulnerables) se me desanudan los olores del pasado, como si se deshilaran de una madeja infinita.

La humedad de las paredes.

El jarabe para la tos.

Los libros viejos que hacen estornudar.

La lavanda del pañuelo de mi papa.

La felicidad que huele a canela.

El cobijo  tiene el olor de la levadura.

El consuelo  es mentolado.

La muerte huele a metal fundido.

La compañía  a jalea de mango.

En fin… me pierdo en los olores y me regocijo en ello.

No puedo entender que mi  flemático e inglés esposo, a quien amo profundamente,  no pueda recordar ningún olor de su infancia.

No me atrevo a volver a inquirir, lo conozco demasiado.

Así que cambié el tema.

Le pregunté:

-      Are you happy?

Y me contestó:

-      Yes.

Un “Yes” sencillo y rotundo.

Inobjetable.

16 comentarios:

  1. Para mí hay un olor indescriptible, insuperable, maravilloso que cada vez que lo respiro me trae tantos recuerdos de mi infancia , tantos...es el olor a hierba recien cortada. Esos prados de mi tierra gallega. Lindo, Natalia, lindo, y lindo para mi que noto ese aroma dentro.

    Besos

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fina
      Me transportaste a esos prados gallegos que no conozco pero espero un día conocer! Gracias por tus amables palabras y por ese aroma evocador!
      Un abrazo

      Eliminar
  2. El olor a ropa recién salida del armario, y tantos otros. Me ha gustado tu entrada, me ha sacado el punto de melancolía de la niñez.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester gracias por tus piruetas que me alegran tanto! Pero no te me pongas melancólica jaja, aunque la melancolía es rica.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues mira me ha gustado mucho tu entrada porque yo si me he parado a considerar los olores que mas me han marcado, hasta el punto de reconocer cuatro olores concretos en los que he dividido mi vida mi vida. Mi primer día de parvulario, mi primer día de trabajo, mi primer hijo y mi primer día de jubilado, hasta el punto que lo he puesto por escrito, bajo mi titulo: "Mis cuatro olores". Si un día me atrevo os lo publico. Cariñosos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Marcos, eso no se vale! Ahora por favor comparte esas memorias, te lo ruego!
      Un abrazo, gracias por estar ahí!

      Eliminar
  4. Hola Natalia!! Jajaja me gustan las conversaciones con tu esposo. Me alegraría ver las caras que pone cada uno :)
    Es curioso lo ligados que van los olores a los recuerdos. Al menos a mi me pasa. El olor al “galán de noche”, la brisa salada del mar, piruleta de fresa, naftalina, si, si hay olores que me recuerdan la infancia, y no todos agradables jaja Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Roland, si vieras las caras, yo llamo la de mi esposo cara de Cup of Tea jajaja, porque ni que tiren la bomba atómica jajaja. El es expresivo de mil otras maneras, sobre todo en sus YES! Me gustaría saber como es ese olor a :galan de noche: jajaja, perfumado y con aftershave, me imagino! Gracias por tu fidelidad igualmente!
      Un abrazazo

      Eliminar
    2. Hola Natalia, no podía dejarte sin saber. El nombre es engañoso, perdona no haberlo explicado antes. Se trata de un arbusto muy aromático, sobretodo por las noches. http://es.wikipedia.org/wiki/Cestrum_nocturnum
      Abrazo!

      Eliminar
    3. Jajajajajaja, yo creía que eras tu engalanado y perfumado dispuesto a comerte la noche. EN mi país se le conoce mas bien como Dama de la Noche. Gracias por la aclaratoria y el link!

      Eliminar
  5. "...Entonces un yes sin pensar más..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. You've got it!!! mas nada...el poder de síntesis del poeta que capta todo es lo que veo en tu comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. No tendrá tu esposo una enfermedad que le impide distinguir, disfrutar o recordar los olores?

    Yo si tengo recuerdos de olores de mi niñez: olor a establo de vacas, mi papa era veterinario y me llevaba con el a ver a sus pacientes los fines de semana a unas granjas preciosas donde yo me sentía mas libre que nunca, recuerdo el olor a leche recién ordeñada; recuerdo el olor de la comida de mi mamà, al tener granjas de pollos, ella se las ingeniaba para variarnos el menu que el 95% de las veces era...de pollo! (no recuerdo de haberme quejado por la poca variedad).

    Recuerdo el olor de las gomas de borrar cuando salieron las de olor a chicle, locura total en la escuela, lo mismo los 'markers' con aromas, como poder olvidarlos!

    Recuerdo el olor del perfume de Paris de la amiga rica de mi mamá.

    Recuerdo el olor a smog de la inmensa ciudad cuando fuimos a visitar a mi papá que hacia su maestria en un pais lejano, yo era chica pero curiosamente, años despues cuando me tocó a mi volar sola para la misma ciudad para empezar la universidad, lo primero que se me hizo familiar fue el olor y así me sentí mas segura en aquellos difíciles primeros días.

    Yo creo que los olores no se olvidan (o será solo una gracia de los latinos?), por eso mejor ya dejo de escribir porque me estoy acordando ahora de tantos olores que te voy a aburrir!

    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónima Sandra jaja
      Como se te ocurre que me aburres? Mas bien me encanta que te hayas explayado en tus memorias y aromas. Lo de las gomas de borrar, me trajo muchos recuerdos , yo las coleccionaba. Esos olores de granja o de establo son muy poderosos también. El smog, el perfume. La verdad es que si uno se pone a pensar puede escribir un libro ( bueno nosotras, mi esposo escribiría un libro corto)
      EL es un extraterrestre. A mi me basta con ese YES tan sencillo y pleno, lo mas difícil de conseguir en el mundo. Así es el.
      Un abrazote!!!!

      Eliminar
  7. Hay personas que no acuden a los laberintos del pasado, sobre todo si es para sentirse bien, si lo hacen es de una manera un poco más superficial que las mujeres, acuerdate que los hombres son más visuales, no atienden demasiado a los demás sentidos....o ¿será lo inglés? jaja, mi marido tampoco recuerda muchos olores.

    Abrazos, Leo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no por no recordar dejan de ser lo maximo!!! Para mi lo que cuenta es el YES!!!!
      Un abrazo querida amiga!

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!