sábado, 8 de junio de 2013

LA MUJER INVENTADA


Antes, cuando me miraba al espejo, el del baño, o el del alma, siempre encontraba a Aldonza Lorenzo

Sin embargo, con el tiempo, he aprendido a  mirar  a Dulcinea.

La mujer inventada.

Será  porque tengo mi Sancho perruno  y mi Quijote británico en casa.

Los amo a los dos.

Creo que me metí en un problema con esta  reflexión sobre la mujer inventada, pues mis pensamientos mágicos no pretenden ser  muy profundos y elaborados sino más bien impulsivos y  ligeros, aunque sí quisiera que tuvieran algo de brillo; es la  manera como intento vivir, con sencillez  y cierto esplendor, cuando puedo.

Me quedé pensando todo el día, tratando de escribir un ensayo sobre  la mujer inventada y la autoestima, y me perdí en entelequias.

Entonces sólo pude concluir una vez más que Cervantes es un genio.

Toda mujer debe ser Dulcinea.

La mujer inventada es la verdadera.

La princesa y gran dama de los pensamientos de quien la ama.

La que  surge de la mirada del artista, sea hijo, hermano, esposo, padre, amigo.

Dulcinea es el espejo del amor.

«Llamábase Aldonza Lorenzo, y a esta le pareció ser bien darle título de señora de sus pensamientos; y, buscándole nombre que no desdijese mucho del suyo y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla 'Dulcinea del Toboso' porque era natural del Toboso: nombre, a su parecer, músico, peregrino y significativo, como todos los demás que a él y a sus cosas había puesto.»
Miguel de Cervantes
 

10 comentarios:

  1. Al final Cervantes resuelve el dilema con Don Quijote y Dulcinea.
    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre el gran conciliador Cervantes.
      Feliz domingo tu también! para mi todavía sábado...gracias a Dios

      Eliminar
  2. Lo mejor: "vivir con sencillez y cierto esplendor..." Me encantó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias MM, creo que eso define mi estilo de vida y me hace feliz.
      sobre la autoaceptacion y la autoestima podría escribir un tratado, sobre todo en Venezuela donde la anti=perfeccion es un delito que raya en el maltrato, pero Don Quijote se encarga de resolverlo todo. Gracias por ser mi consecuente lectora, me gusta mucho saber que te paseas por aqui.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Despertaste en mi un recuerdo. Hará unos diez o doce años en una conversación con un señor más mayor, el hombre me insistía en que había que ser alguien en la vida, que había que ser reconocido, en plan que cuando murieses dijeran “Murió fulalito que hizo no se qué”. El hombre estaba lleno de orgullo y lo acompañaba un aire de “yo soy superior” Traté en vano de hacerme entender que eso no tenía porqué ser así.

    Ahora con unos años más, diría que lo importante es sentirse bien con uno mismo, estar contento de tus pequeños logros y, para mi más importante, tener a alguien que te quiera, como comentas: pareja, familia, amigos… Todo hombre, bueno, o algunos, también quieren ser el caballero que Don Quijote tenía en su mente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días R40, me recordaste la anécdota de mi hermano cuando estaba haciendo su residencia de medicina en un hospital en Estados Unidos, el profesor le pregunto a los pichones de doctores ? Que hace falta para ser un buen medico? y todos saltaron con grandilocuencias, dominar la anatomía, la patología, en fin. Al final el profesor les dijo : Para ser un buen medico, lo mas importante es ser un buen hombre"
      Con eso lo dijo todo.

      A través de tus líneas te descubro un cierto aire de Quijote.
      Un abrazote

      Eliminar
  4. Te contaré un sentimiento muy intimo. Cuando viajo, sobre todo en ferrocarril, cada vez que veo un bosquecillo de árboles simétricamente plantados, vuela mi afecto y reconocimiento, no exento de envidia, recordando al hombre que invirtió su vida en plantarlo para nuestro disfrute, no se porqué es para mi como el certificado de haber pasado a la posteridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. .. fue un hombre tan grande, que probablemente será olvidado...eso lo lei en alguna parte hace mil años. Pero siempre lo tengo presente pues hay muchos hombres y mujeres grandes, anónimos. Como los que sembraron esos arboles.
      Gracias por compartir tu sentimiento, no sabes cuanto lo valoro.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Tan lindos los comentarios haciendo justicia al post que prefiero no comentar.
    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja pero ya lo hiciste. Por cierto y tu amiga no me ha vuelto a contactar; la ultima vez me dijo que estaba arreglando su resume.
      Abrazos de fin de semana

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!