jueves, 27 de junio de 2013

HISTORIA DE UN MOSQUITO


Nos invadieron los dinosaurios voladores.

Quiero decir los mosquitos.

Canadá es un país de sentido comunitario. No hay héroes. El héroe es el colectivo, la sociedad.

Esto le concede a este país un valor de humildad muy importante,  diferente al del país vecino (y lo digo con todo el respete que me merecen los Estados Unidos de América).

De no ser por esta conciencia social, Canadá no hubiera sobrevivido a las inclemencias del frio y de los elementos. Hubiera desaparecido.
Así lo han demostrado en estos días de devastadoras inundaciones en el sur de Alberta (dejo el link al que quiera mirarlo) http://globalnews.ca/video/661728/raw-video-downtown-calgary-flooding/, y me siento muy orgullosa de vivir en un país donde existe eso que llaman  “culture of caring”.

Siempre he dicho que Canadá y Calgary en particular, es la tierra del “small kindness”

Es una reflexión importante  que habría que desarrollar, pero como el tema que me ocupa hoy son los dino-mosquitos, debo decir que ni siquiera esta especie de insectos escapa del concepto social anterior.

Los mosquitos en Canadá trabajan solidariamente y en equipo.

Una cuadrilla levanta la sábana o la ropa, otros hacen guardia, mientras el escuadrón de extracción trabaja. Después se intercambian para que todos se alimenten.

Pero lo hacen muy silenciosamente y se toman su tiempo, porque son grandotes,lentos y pesados. Es su debilidad.

En  Venezuela los mosquitos son ágiles, incisivos, ruidosos, mortificantes. Trabajan con viveza y tenacidad. Son  difíciles de atrapar. Se burlan de los insecticidas, que marean pero no matan (así dicen de algunos, en otro sentido). Se ríen de los demás y de ellos mismos.  Debo decir que también es un valor importante. Quizás también reflejo de la sociedad en que viven.

Pero esta es una historia de la vida real (lo juro): La historia de un mosquito,

Es un poco triste, pues no tiene final feliz.

Pero la vida es así, con sus pequeños triunfos, y como dicen, no hay que tomarla muy en serio porque de cualquier manera uno no va a sobrevivir.

Esta historia la escribió Sancho, en tiempo presente, y en inglés porque él es un perrito canadiense  y la firmó con baba (daaahh)

Yo la traduje… y la ilustré (pésimamente).
Va con subtítulos en Español.
 


Psssss,psssss Sancho molestado por un mosquito (Nene, mi hija cariñosamente, trabaja en la computadora)
..
Zap...Sancho se come al mosquito. ( mueve la colita) (Nene trabaja en la computadora)
 
Mosquito dentro de la boca de Sancho se pregunta " Qué hago yo aquí?" (?)
 
Sancho bosteza. El mosquito escapa y piensa " jajaja me escape" ( Nene trabaja en la computadora)
 
CLAP!!!! ( se oye un sonido seco, como una palmada)
Nene mata al mosquito.
FIN

Odio las historias moralizantes, pero en este caso la moraleja es, como decimos en Venezuela: Si no te agarra el chingo, te agarra el sin nariz…
( verdad que Sancho es buenmozo?)
 

16 comentarios:

  1. Hola N6 :) Que divertido… Y cuantas cosas cuentas… ^^

    Primero me alegro que sigas bien con el tema de las inundaciones, se de que va el tema que por aquí cuando era chico pasé unas, ya hablaré un día de ello.

    Luego añadir que me alegro de conocer a Sancho (¡Mucho gusto, escudero de cuatro patas!)

    Y por último comentar tu cuento que me encantó, da hasta asquito el dibujo de la boca de Sancho jajaja, y si que son fuertes los mosquitos de Canada que se recuperan de los “mordiscos” (Si, ya se que no jaja) de los perros :) Aquí en España no se como evaluarlos, pero joden como en cualquier sitio supongo jaja

    P.D: Maldito trabajo el mío, cada vez escribo de forma más esquemática jaja

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. R40! que placer que hayas conocido a Sancho! El es un perrito superespecial y el nombre le va de maravilla, fiel compañero! Como siempre disfruto mucho tus comentarios, gracias!!!. Será que con tus posts con dibujos me estas influenciando, pero me divertí mucho escribiendo esto en medio de las inundaciones que han sido terribles, afortunadamente nuestra casa no sufrió.
      Un abrazote con cariño!

      Eliminar
  2. Me hiciste reír demasiado. Quien hizo los dibujos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja los dibujos los hice yo! Arte mamarracho!
      Abrazo

      Eliminar
  3. Pobre Sancho. Se quedo sin su day's catch

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja te juro que sucedió asi mismo. true life story jajaja, y Sancho, bueno, come lo que se le ponga por delante.
      Besote

      Eliminar
  4. Mi mascota "Rotja" que no me la quito de encima ni en la computadora, manda su saludo a Sancho, que de verdad si es un buen mozo. Nene ha utilizado nuestro sistema tradicional, es el que mejor funciona. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los saludos a Sancho por parte de Rotja (que buen nombre) , y por leer mis sencillas historias. Un abrazo para ti estimado Marcos.

      Eliminar
  5. He sonreído con tu relato y con esos mosquitos.
    Un abrazo y que tengas un lindo día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael, una sonrisa es el mejor piropo!
      Un abrazo y feliz fin de semana!

      Eliminar
  6. Hasta los mosquitos se organizan ya, es lo que tiene la globalización.

    Una historia tierna y divertida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja si Jerónimo, a lo mejor intercambian técnicas por internet. Mi hija dice que la mejor parte fue cuando el mosquito salió, un poco turulato, de la boca de Sancho.
      Gracias por tu visita y tu amable comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Muy chulos los dibujos, me encantó descubrir tu blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria, bienvenida a este rincón! Muy generoso tu comentario sobre los dibujos ( creo que tengo que practicar)
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Gracias por el mensaje de amor que me has enviado por este momento que estoy pasando, algunos lo pueden tomar como una exageración de mi parte pero yo soy así muy sensible con los animales, con los seres humanos, con todo aquello que me rodea y a lo que me aferro mucho porque siempre tuve poco afecto, una familia chica.

    Desde ya no tengo palabras para agradecer tanto cariño, no podía leer los mensajes porque lloraba aún más, tampoco podía ver las imágenes que había subido y las palabras que yo misma le había dedicado a mi adorada gatita. Es que fue muy fuerte para mi todo esto. No sé... debe ser porque estoy en otra etapa de mi vida.

    Te dejo un beso enorme y todo mi cariño, gracias, gracias... un abrazo tan grande como un cielo para ti.

    Cariños enormes.

    Pd cuida mucho a tu pequeño.

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!