sábado, 13 de octubre de 2012

¿QUIEN SOY YO?


Eso se preguntaba, angustiosa y místicamente,  la Madre Superiora de mi colegio, allá en Cerro Verde, en nuestras clases semanales  de religión.
 
Siempre me intrigó el drama y misterio que le ponía a la pregunta.

Entonces, una vocecita traviesa, con una disimulada risita, saltaba anónima desde el salón de clase y susurraba: La Madre Carmelita, ji ji ji!

Me acuerdo que la Madre se pasaba la hora de religión entera con los ojos cerrados, cosa que nosotras aprovechábamos para hacer cualquier otra cosa.

Yo por ejemplo, miraba por la ventana y me fugaba.

Ahora, no sé por qué, en estos días raros, regresando de un lugar raro que se llama Venezuela, lleno de gente rara, donde se respira aire raro, y donde deciden cosas muy raras,  un país intrinsicamente raro pues, para no entrar en detalles, me consigo en Facebook con las fotografías de mis compañeras de colegio celebrando 34 años de graduadas, en un crucero por el Mediterráneo.

Bellas, contentas, ensombreradas, fabulosas en el inefable encanto de la madurez. A mi todas me parecen adolescentes, así las veo y eso nunca cambiará.
 Dios mío: ¿34 años pasaron ya?

Entonces me ha dado por hacerme la pregunta que se hacia la Madre Carmelita en nuestras clases de religión:

¿Quién soy yo?  

 Y cuando intento contestarme, meterme en las minuciosidades del tiempo, en lo que he hecho y he dejado de hacer, en dónde estoy y como llegué aquí,  en con quien o con quien no estoy, en  por qué y para qué, y que si esto o lo de más allá,  el pato y la guacharaca, y todas esas preguntas existenciales que lo atormentan a uno inútilmente a cierta edad.

Cuando me increpo ¿Cual será mi mision intrínseca? ¿mi estampa? ¿mi huella en este mundo? ¿mi sello personal en el planeta? …me pierdo… y que más da.

Entonces me da un ataque de risa, y allí estoy, sentada en la clase de religión,  mirando por la ventana, pensando en el recreo.

La verdad no he cambiado mucho, y a estas alturas no le he encontrado respuesta a aquella pregunta fundamental.

Francamente, en estos momentos enrarecidos, no se si me interesa saber quien rayos seré yo, prefiero seguir fugándome, dejándome sorprender por los milagros que, sencillamente suceden todo el tiempo, tan solo asi… mirando por la ventana.

11 comentarios:

  1. Quizás es lo mejor Natalia, pues mirar por la ventana es una "fuga hacia los sueños". Sueños que muchas veces sabemos que no se harán realidad y otras a esos globos de colores que aspiramos tomar con nuestras manitas infantiles, ya muy lejanas.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael, como decia Calderon, .. los suenos suenos son..
      Un placer leerte siempre, admiro tu fecundidad y esa cercania con las palabras.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola Leonor, me alegra que regresaras con bien de Venezuela! siempre pasa que después de tiempo de no estar en un lugar sucede una de dos cosas:
    1. todo parece enrarecido (quizá somos nosotras las que vamos cambiando)
    2. la gente, el lugar sigue igual...

    Facebook es una maravilla para traernos a la gente del pasado, yo he encontrado a muchísima gente de la infancia y la juventud,y disfruto mucho de seguir en contacto con ellos, ya que en persona no se puede, la virtudalidad no logra imponer esa pared impenetrable como sucede con la gente que nunca hemos conocido...invitame en facebook!

    Esas preguntas siempre nos asaltan, es parte de vivir...y creo que simplemente es para dar sentido a tu presente, el futuro como el pasado parecen ir sucediendo como un plan intrínseco en el universo. Todas nuestras desiciones nos han traído hasta aquí.

    Un abrazo grande y que disfrutes el fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatris, como siempre un gusto leer tu comentario, siempre tan equilibrado y sereno.
      Como dices, Facebook es muy divertido. Para mi que soy una loba solitaria de las praderas canadienses, es la ventana perfecta para saber del mundo y sus placeres.
      El viaje a Caracas fue intenso, en todos los sentidos, amo y me duele demasiado mi ciudad, mi pais.
      Besote

      Eliminar
  3. Hola Natalia, ya volvimos de nuestro viaje (estabamos de viaje) por eso he estado tan calladita. Tengo que ponerme a escribir nuestras aventuras.
    Lo que mas me gusto de tu entrada fue conseguirme al nombre de mi mama repetido varias veces :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mc que alegria que estes de vuelta!!! Bienvenida! Tu mama es Carmelita? Besote para ella tambien.

      Eliminar
  4. Pues que lindo que todavia te lo preguntes. Eso significa que estas abierta a ideas nuevas, que aburrido debe ser saberlo al 100%. A mi me da por epocas. A veces se quien soy, pero otras veces me lo pregunto tambien, y trato de encontrar respuestas. Unabrazo y felicidades por tu blog! Me encanta leerlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola kari, si como siempre digo cuando tengo todas las respuestas, cambian las preguntas jajaja
      besote para ti y mil gracias por visitarme una vez mas

      Eliminar
  5. Jaja genial, mejor que saber quien eres es saber que quieres hacer, digo yo. Lo de quien es uno que lo digan los demás ;)

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!