jueves, 20 de septiembre de 2012

MODERADA MODERACION


De los pecados capitales,  mis favoritos son  la gula, la lujuria y la pereza. Sin orden particular.  Me encantaría  practicar los tres, sin culpa ni recato.

Pero no. Vivimos atrapados en el reino de la moderación.

Hace poco leí un artículo en el periódico, muy interesante, sobre lo aburrida que se ha puesto la vida, donde todo tiene una medida, una copa de vino al día (jaja), un cuadrito de chocolate (acto heroico), tantos minutos de ejercicio, otros más de meditación, tantas porciones, onzas, mililitros, gramos, miligramos, calorías. Como si la existencia transcurriese en una  métrica prisión.  

Tanta moderación lo hace a uno sentirse extraño del mundo.

Recuerdo algo que leí por ahí sobre un régimen de dieta y ejercicio, que te hacia perder no sé cuántos kilos a la semana.  Un usuario dijo que lo único que había perdido haciendo ese régimen había sido el deseo de vivir.

Creo que este ``magic moment``, va a ser un  moderado homenaje a los excesos,  aunque suene paradójico. ( Si… reconozco que la consabida frase de`` todo en moderación``, como que funciona, pero qué aburrimiento)  

Me lanzo sin control:

Los sentimientos intensos, no pueden ser moderados,

El deleite sensual, no es moderado.

La voluptuosidad intelectual, de donde surgieron las más agitadas líneas  y versos de la humanidad, acaso son moderadas?

El dolor, que tantas cosas enseña, y a veces hace llorar a gritos… definitivamente, no es moderado.

Lo mismo digo del placer.

Y sobre las cosas más profanas.

Comerse una lata de leche condensada, es una deliciosa falta de moderación.

Mi favorito,  el armchair getaway, o, escape a la silla o  al sofá, homenaje a la pereza. Suena hasta romántico.  

Y si uno no puede honrar a la vida también a través de alguno que otro exceso, pues como que se lo devora a uno el gris de la mesura y la tonta rutina.

En fin,  yo creo que la vida esta hecha para tomarla  en todas sus carnosidades, y con  frecuencia. Si no es así,  entonces concuerdo como el señor de la dieta.

Y en conclusión, no me quejo, porque no soy disciplinada, ni rígida con nada. Me la paso sucumbiendo todo el tiempo. Caso perdido.

Termino con la brillante frase que inspiró este magic moment.

All in moderation… including moderation .

( Todo en moderación… incluyendo la moderación)

 Oscar Wilde

7 comentarios:

  1. Pues creo que hay que probar todo...tocar fondo y decidir si queremos seguir. Yo tomaba mucho en un tiempo y lo disfrutaba...hasta que vinieron las lagunas mentales de no recordar lo que sucedía en ese proceso, entonces beber dejo de gustarme igual. Luego me embarace y me he acostumbrado a no beber. Si puedo vivir con las consecuencias me gusta la desmoderación,jiji. soy terrible para volverme adicta a algo, no tengo tolerancia a las dependencias.
    Hay quien piensa que me estoy yendo al extremo,jajaja, pero me gusta la que soy en moderación también.

    Comer, hay veces que me desboco con las frituras, las almendras y la comida mexicana pero no es constante, mi estomago no aguanta tanta desbocadura,jaja..no me quejo, trato de ser amiga de mí misma porque si no, soy insoportable y qué peor cosa que vivir peleando con uno mismo todo el tiempo.

    Saludos querida Natalia, espero que estes bien.

    ResponderEliminar
  2. Hola Beatriz
    Gracias por tus eiempre interesantes "insights", yo trato de obedecer a lo que me pide el cuerpo y tambien a la ley de minimo esfuerzo jajajaj. Besote
    P.D: me encanta la comida mexicana!!

    ResponderEliminar
  3. A veces escribes un post que me parece que es mi favorito absoluto y al dia siguiente PLAF, otro favorito absoluto. En este parece que me hubieras extraido las ideas del cerebro.

    "Me la paso sucumbiendo todo el tiempo".

    :)


    Un beso Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jackie, eres lo maximo, seguiremos sucumbiendo, besos

      Eliminar
  4. Si, si, pero con moderación jaja Cierto, hay que vivir, cada uno encuentra su forma, y sus excesos.

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!