lunes, 12 de mayo de 2014

SILENCIO


 
Esperaba un gran ruido y me asaltó el inefable silencio.

Mi vecino me advirtió, de la manera más cortés (con tarjeta y botella de vino), que el sábado tendría una fiesta en su casa.

Un “bachelor party” para más señas.

Con semejante gesto de consideración, pues me preparaba para pasar una sobresaltada velada sin quejarme en lo más mínimo.

Se deslizó la noche del sábado.

Más plácida que nunca.

Me asomé a la terraza a ver si lograba escuchar algún vestigio celebratorio.

Nada.

Afiné aún más el oído,  y me paseé  detenidamente por los sonidos de la noche, como si quisiera sintonizar una estación de radio.

Aquí no hay grillos, ni sapitos como en el trópico.

Ni hojas que jueguen con el viento, todavía…

Sólo escuchaba la interferencia  de la nada.

En mi gran dial imaginario, solamente lograba sintonizar la noche muda.

Pero, sucedió de pronto, que, en mi gran esfuerzo de escuchar el bullicio del vecino, traspasé varios niveles de estática, y  llegué a una estación inesperada.

Quedé aturdida.

Sin proponérmelo, se apagaron las parlanchinas voces de mi mente.

Insólitamente:

Me callé.

Callarse es el silencio más nítido.

La sintonía más clara.


Enmudecieron las voces estridentes de mi cabeza, la algarabía  del mundo.

Me sumí en un oasis de recogimiento.

Un encuentro breve con uno mismo que asusta.

Porque no hay atmósfera 

Y la soledad es inevitable y persistente.
 
Un invitado de mi vecino  salió a fumar y rompió mi burbuja.

Ensordecida  y con palpitaciones corrí a la casa.

De vuelta al ruido.
 
Al  final, la fiesta de mi vecino fue muy  discreta, excepto por el escandaloso silencio.

15 comentarios:

  1. Faltabas tú, Natalia, que llegaste muy tarde a la fiesta, por eso se aburrieron.. Mirándolo por el lado positivo; dejaron dormir al vecindario.
    Un beso siempre de batalla sin... silencio o.., con.., silencio... ¿¿¿¿¿¿??????

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fina, si la verdad que buscando el ruido, encontre mi silencio. y creo que si los pobres se aburrieron bastante jajaja
      Un abrazo y seguimos batallando

      Eliminar
  2. Segundo intento de comentario, el primero desapareció cuando pulsé en publicar :(
    Me ha gustado tu entrada, y como latino y valenciano más que me siento identificado jaja. Recuerdo una vez en Alemania que me emocioné hablando y levanté la voz sin darme cuenta y en un momento dado me di cuenta que me estaban casi todos mirando, y no fue en un local cerrado, sino en la misma calle jaja En todo caso un poco de terapia del silencio de vez en cuando viene bien. Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roland, si la verdad que yo que vengo de un lugar bullicioso el silencio a veces es un regalo o una tortura, depende. En este caso creo que fue un regalo. Un abrazote mi estimado!

      Eliminar
  3. En alguna ocasión he experimentado esos densos y compactos silencios que llegan a aturdio, como relatas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El audible silencio, como lo dijo Antonio Gala... Gracas por tu visita que aprecio mucho Marcos!
      Abrazos

      Eliminar
  4. Pensé por un momento que la única botella que se iba a descorchar era la que habías recibido, que nadie habría acudido a la fiesta, que lo habían dejado solo. Y es que escribes muy bien y hasta el final no entiendo que el aburrimiento fue el invitado de honor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, creo que voy a tener que devolver la botella porque la verdad que la fiesta mas silenciosa del mundo, pero me sirvio para esta reflexion, de encontrar uno su propio silencio, y a veces asusta.
      Un abrazote!

      Eliminar
  5. Amiga, tuviste un momento de trascendencia. Tocaste fondo, en el mejor sentido de la palabra. Tuviste una conexión con tu ser, sin saberlo. Ese silencio es la prueba de que tu alma, tu mente y tu corazón están en una profunda y hermosa sincronía. Bella historia y hermosamente escrita. Te cuento que compartimos el amor por todo lo mágico, por eso que hace que la vida sea una aventura increíble de vivir. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! que lindo comentario me has escrito. Gracias! Creo que asi mismo como lo describes sucedio, y me encanta eso que dices que mi corazon esta en sincronia. Gracias otra vez. Ya que compartimos esa conexion con lo magico, espero verte por este espacio otra vez y yo me acercare al tuyo tambien. Que buena fortuna esta! Un abrazote!

      Eliminar
  6. El silencio también es música y también nos habla.Deberíamos probar más a menudo a experimentarlo y nunca asustarnos de él porque en el fondo nos asustamos de nosotros mismos,de ese estar a solas con nosotros...todo es cuestión de acostumbrarse.
    Feliz tú que te invitan a fiestas...:)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jeronimo, tienes toda la razon, pero como este encuentro con el silencio, fue inesperado que senti un poco de soledad, pero al final el que aprende a estar solo, ya aprendio todo
      Un abrazote y gracias por tu visita!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias por tu visita Ester II, jajaja ( por un momento pense que era mi otra amiga Ester) Me encantaron tus Susurros. Te dejo un comentario alli,
      Un abrazote y gracias por venir a visitarme a la Calle del Eco

      Eliminar
    2. Ester II, e Susurros, te escribi un comentario en tu blog , lo perdi y ahora no puedo. Te decia que me gusto mucho tu cuento y me identifique mucho con Marta. Volvere a visitarte!

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!