martes, 22 de abril de 2014

LA CURITA


A veces no sé dónde me duele.

Es fácil equivocarse.

Y eso me recuerda un chiste (seguramente nada original) que dejo para el final.

El sábado me corté con papel.         

Corrí a  lavarme el dedo y a presionar hasta que se detuvo la sangre.

Busqué una curita (bandita, no sé como la llaman en otras partes del mundo) y me la puse cuidadosamente en la cortada.

Durante todo el día evité utilizar el dedo malo, pero era un sábado inusualmente ocupado, pues al día siguiente tenia invitados y tenía que pelar, cortar, desmenuzar.

Mi esposo tuvo que terminar de pelar los tres kilos de papas para el Chupe Caraqueño (almuerzo de Pascua  y ….mi cumpleaños)  y yo me senté a contemplar mi dedo vendado exageradamente.

Pero había algo extraño, y es que en verdad el dedo enfermo no me dolía tanto.

Yo creo que más bien me dolía todo lo demás.

Todo… el mundo y sus tristezas, las mariposas amarillas que volaron a la eternidad, el peso de los años que pasan despiadados,  todo me latía nostálgicamente, menos el dedo.

Y es que pareciera que con cada año que cumplo, como que me duelen otras partes de la geografía vital.

Los recuerdos  a veces duelen por las cervicales.

La orfandad es un dolor sordo y permanente en el ombligo, pero que al final amaina, cede y acompaña.

Mi tierra, mi jardín que huele a gas y a pólvora, me duele agudamente  por el apéndice.

Y así, yo seguía meditando mi dedo gigante, y ese dolor propio y ajeno y en todas partes menos donde era, mientras mi esposo pelaba papas.

Procedí a revisar la curita.

No supe si preocuparme o reírme.

La curita estaba en el dedo equivocado.

Mi dedo cortado había sanado de cara al viento.

Como suelen sanar las heridas.

Me sentí muy bien de cumplir otro año más.

Por el momento, no le dije nada a mi esposo, que siguió  amablemente, en la tarea de pelar las papas.

Yo lo amo.

El chiste prometido:

Un señor va al médico quejándose de que le duele todo el cuerpo.

-      Doctor, es que si me toco aquí, me duele. Si me toco mas acá, me duele. Donde me toco, me duele – dijo mientras señalaba las distintas partes del cuerpo

El doctor lo diagnostica:

-      Usted lo que tiene es el dedo fracturado.

( seguramente se lo sabían, pero a mi me encanta)

20 comentarios:

  1. Jajaja (me río del chiste) Me gustó, quizá lo sabía pero ya no recordaba ^^ En españa se llama "tirita" :) Espero que no te duela mucho todo, la edad es muy suya, pero nos hace más sabios (espero) Mucho ánimo y un gran abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roland! Tirita, claro, ahora me acuerdo del Corazon Partio de Alejandro Sanz!! Gracias por darme animo!
      Un abrazote grande!

      Eliminar

  2. ¡Felicidades! seguro, que has celebrado estupendamente tu cumpleaños, también lo ha sido el de la curita, 50 años, y es un invento español. Aquí se dice así en catalán y en castellano decimos tirita. Me has hecho reír así que me felicito a mí también por haberte encontrado y leerte. Gracias por el chiste (me lo sabia, pero aquí venía como anillo al dedo) Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, ahora tengo un reto, contarte un chiste que no te sepas jajaja La cosa es que todos los que recuerdo haitan en la memoria colectiva. Yo digo lo mismo, me encanta haberte decubierto y leerte!
      Abrazotes

      Eliminar
  3. Lo sabía, pero tu tienes el mérito de haberlo recordado, gracias. Por lo sensible que eres en todo cuanto te afecta, resulta que lo mas sano es el dedo malito.(es broma). Que sigas cumpliendo esos maravillosos años, tu esposo tiene un tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcos, el mismo reto que con Ester! a ver si puedo jaja. Gracias por leerme, tu comentario siemopre es un regalo. Mi esposo es tambien mi tesoro, Un abrazo grande

      Eliminar
  4. Me hizo gracia eso de ver que tenías la curita en el dedo equivocado...
    Un abrazo y gracias por esa sonrisa que me has brindado. (El chiste genial...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, cuando le conte ami esposo lo del dedo equivocado le dio un ataque de risa, menos mal que ya habia pelado las papas! Jajaja. Un abrazote!

      Eliminar
  5. Una historia divertida que puede pasar.
    Por aquí se llama "tirita" pero me gusta más "curita", es más tierno...jajajaja
    El chiste ya lo sabía, pero es buenísimo.

    Abrazos natalia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jeronimo! Curita suena tierno jaja. Tirita me recuerda la cancion de Alejandro Sanz. COntigo tambien tengo el reto de encontrarun chiste que no te sepas jajaja
      Un abrazote

      Eliminar
  6. Me llego muy profundo este escrito. Sobre todo porque parece que a medida que envejecemos, en algunas personas la sensibilidad se incrementa.
    Y casualmente hoy que leo este escrito, me siento muy parecido a como tu te sentistes. Me duele el recordar algo que no existe, me duele que a veces no puedo compartir el dolor porque no se bien a que corresponde ni que sera lo que lo alivie. Siempre pienso..solo el tiempo. Un abrazo y gracias por traducir lo que tengo por dentro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marielena, gracias por dejarme este comentario tan lindo. Creo que con el pasar de los anos, uno como que se va aterrorizando a veces, tambien los que vivimos lejos de nuestro pais, llevamos adentro esa otra orfandad que duele tanto. En fin, pero como me dijo mi amigo Roland, hay que tener animo y seguir adelante.
      Un fuerte abrazo y me alegro mucho haber conectado contigo a traves de este escrito !

      Eliminar
  7. Me ha encantado eso de ..."la geografía vital",genial. Y sobre todo tu sensibilidad para expresar los sentimientos y encontrar el punto donde reírnos de nosotros mismos. Una vez más gracias por hacernos pensar y sonreír.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Monica, que bonita sorpresa recibir tu comentario! y que lindo que esta! gracias y me encanta sacar sonrisas! Un abrazote!

      Eliminar
  8. me gustan mucho tus impulsividades
    un blog diferente

    ResponderEliminar
  9. Feliz cumpleaños Leo, te mando una abrazo de mariposas amarillas, desde el Macondo que nos acompaña a los Lationamericanos.

    Y la herida sanará y le piel quedará más fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, tu comentario es todo un poema. Gracias! A mi encanta pertenecer a ese Macondo que acompana a los Latinoamericanos, como dices! Un abrazote!

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!