viernes, 14 de marzo de 2014

EL INTREPIDO VOLADOR


Como un insecto.

Así me he sentido los últimos meses en mi nuevo trabajo.

Atrapada en papel engomado, el de la rutina.

Mareada por los insecticidas, el de la conversación chiquita (small talk lo llaman aquí, esa que me deja grogui y exhausta).

Aplastada por un matamoscas gigante.

El de la realidad.

Hasta que me dieron mis nuevos anteojos.

Entonces todo cambió.

Hace unas cuantas semanas decidí que ya era hora de usar anteojos, o gafas, como las llaman en muchos  países, y  en las clases de español de mi esposo (Duolingo, lo recomiendo).  (es que "gafas" me suena raro)

Ahora tengo mis lentes “progresivos” (no bifocales, porque eso es de viejos) que supuestamente sirven para leer y para ver de lejos al mismo tiempo.

Adoro mis “gafas” nuevas.

Son modernas elegantes,  y me dan un aire intelectual.

Todo un objeto de seducción.

El asunto es que no veo nada.

Ni de lejos, ni de cerca.

El de la óptica me dijo que tenía que acostumbrarme, así que me los pongo todas las mañanas, al llegar a la oficina.

Y así ando,  dando traspiés, tropezando con los tabiques, sirviéndome el café en el aire, bajando escaleras ingrávidas y con sensación de nave espacial, como si la realidad habitara en otro planeta.

Entonces comencé a disfrutar de mis nuevos lentes y de mi trabajo.

La realidad parece distante detrás de los cristales.

Las personas cambian.

Pierden sus escudos.

Como si se difuminaran sus egos y se distorsionaran sus vanidades.

Con mis anteojos veo claramente  que son sólo comunes y corrientes.

Desde esta otra perspectiva, me  es más fácil ejercer la insolencia crítica.

Hasta el límite que permita la buena educación.

Mis anteojos nuevos me  dan superpoderes.

Ahora soy inmune, a los insecticidas, al papel engomado y  a los matamoscas.
 
Como la versión femenina del “Intrépido Volador”.
(comiquita de mi infancia)

 
 
PD:  Necesitaba una entrada un poco mas light, como para bajar la tension. 

13 comentarios:

  1. Yo también he pensado que las gafas son como una especie de proteccion el otro día, sin más lejos, en un programa de radio hablaban sobre el tema y comentaban que a las personas tímidas las pueden llegar a hacer sentirr más seguras. Esa forma de decir: "se ve el mundo de otra manera" no es tan descabellado. Tiene su punto..
    Feliz finde Batalla
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpas el gazapo, quise decir, Natalia.
      Besos

      Eliminar
    2. Hola Fina! Gracias por tu comentario siempre tan bien hilado, y gracias adios que no soy la unica. No se si me siento mas segura, pero si mas intrepida jaja. la parte mala es que creo que magnifica las arruguitas jajaja Tu gazapo me sono tan bien!, Feliz Fin de Batalla, que creo que lo voy a hacer mio, si no te importa. Describe exactamente como me siento cuando termina mi batalla de la semana! Felz fin de batalla para ti tambien y abrazos!!

      Eliminar
    3. ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja, te lo cedo. Feliz fin de batalla, Natalia . Puede ser nuestro saludo a final de comentario, ¿ por qué no...?????

      Besos

      Fina

      Eliminar
  2. Por aquí decimos gafas, pero no lo decimos con el salero que lo dices tú, a mi no me gustan, me molestan porque dependo de ellas para todo, pero me son imprescindibles. Espero que con ellas sigas teniendo la imaginación prodigiosa con la que escribes. ¿Vas a cambiar tu foto de perfil? o todo ha sido un ejercicio literario genial. Abrazos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, me encanta eso del salero. Mi esposo, estudiando espanol, el otro dia ma dijo " Donde estan tus gafas?" y como para nosotros no es comun, me dio un ataque de risa, tanto que casi renuncia al Espanol! Lo de cambiar la foto, la verdad que deberia,esa ya tiene un ano y hay que ir renovandose. Si logro alguna decente con mis nuevos "espectacles" lo hare! Feliz fin de batalla para ti y abrazos!

      Eliminar
  3. Te irás acostumbrado poco a poco. A todo el mundo el pasa lo mismo, aunque traten de hacerse los valientes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, si, eso me dijeron, pero mientras tanto ando como MIster Magu! jaja Pero persistiendo.
      Un abrazo de fin de batalla!

      Eliminar
  4. Hola Natania!! ^^
    Bienvenida al mundo “gafil” jaja Sip, No sabía que tenía superpoderes con mis gafas así que me has dado una gran alegría jaja Supongo que al principio de llevarlas se hace todo muy raro. Pero se suele acostumbrar en un tiempo. Muchos ánimos mi querida amiga y que nadie detenga tu vuelo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roland!!! Gracias sobre todo por esa ultima frase,, que nadie detenga tu vuelo... el de la intrepida voladora!!! Ya poco a poco empiezo a regresar al blog, me hace mucha falta leerlos a todos ustedes y tambien compartir mis humildes estados del alma!
      Un abrazo

      Eliminar
  5. buscando cosas en internet encontre este blog, Me gusta que la gente escriba asi ,como lo haces vos. Yo tambien lo hago , porque lo que uno tiene para escribir , es magia para el que lo tiene que leer.
    una vez me dormi en el medico, y soñe con un paisaje.. luego me di cuenta que mi mente podia ir a ese lugar cuantas veces quisiera y siempre era el mismo lugar. con la calma y neutralidad de estados. Te recomiendo que medites hasta encontrar ¨tu¨paisaje interior. Encontre tu nota sobre ese tema, y asi fue como descubri tu blog.
    te felicito por tu blog. saludos. Marianne

    ResponderEliminar
  6. A la mejor por eso es por lo que yo extraño mis lentes, Leo. Usaba mínima graduación con fotogray cuando estaba frente a la computadora mucho tiempo, luego cambie de profesión, en pruebas posteriores a mi trabajo aquel los resultados fueron normales, así que ya no los necesito, pero a veces los hecho de menos.
    Seguro que estas más guapa que nunca con tus lentes.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!