martes, 4 de marzo de 2014

EL CABALLITO


Tengo un amigo imaginario.

Es un caballito.  

Tan pequeñito que cabría en un dedal.

Es blanco, esbelto y tiene una melena de viento larga y sedosa.

 Mi esposo esta celoso de mi amigo imaginario.

“I am jealous” – me dijo la otra noche,  en que le dije que mi amigo imaginario me hacía soñar sueños bonitos.

Me gusta que mi esposo sienta, de vez en cuando, el venenito de los celos.

Siempre soy yo la celosa recalcitrante. Como dice la canción, “tengo celos hasta del pensamiento  que pueda recordarte a otra persona más”

En fin, últimamente he sufrido de insomnio.

En mi mesa de noche hay toda clase de remedios para dormir: valeriana, manzanilla, flores de Bach, Sleepy tea, Nyquil.

Pero nada ha funcionado.

Hasta que apareció  mi caballito miniatura.

Apago la luz, cierro los ojos y una llanura ingrávida, llena de espigas doradas, se posa sobre mis ojos.

Entonces se aparece.

Libre  y salvaje.

Lo veo correr hasta donde termina el horizonte de  mis pestanas y comienzan mis sueños.

Galopa, incansable, por playas de aguas  tranquilas o furiosas,  semejantes a  su indómito e impredecible temperamento.

Se mete por  pastizales inundados  de agua y de  sol.

Sube montañas. Atraviesa ríos.

Irreverente pero siempre gentil.

Hasta que me duermo.

Mi caballito vive en el país maravilloso que se posa sobre mis ojos cada noche.

Un lugar que pienso, repienso y repaso en sus deleites.

Tal vez sea la mezcla de yerbas y pócimas o los celos de mi esposo que lo ponen muy carinoso.

No lo sé.

Pero mi amigo imaginario, mi caballito de la noche, raudo y sin miedo, me salva del insomnio, y me hace despertar con buenos augurios.

El despertar más dulce.

La libertad.
Este es el escudo de Venezuela.

14 comentarios:

  1. La libertad que la gozamos sin apreciarla hasta que la vemos amenazada. Un bonito sueño.
    Abrazos y cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, si es un pequeno homenaje al sueno que tenemos los venezolanos de salir de esta pesadilla de quince anos y lo del caballito es cierto, vive en una almohadita de semillas de lavanda que uso para dormir. El caballito en verdad vive ahi jaja y me relaja maravillosamente.
      Un abrazote

      Eliminar
  2. Pues muy bien por ese caballito que seguro te devuelve la libertad de soñar, que nunca un alma como la tuya puede haber perdido.
    Un abrazo y feliz día querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonitas palabras Rafael. Te agradezco mucho, es como una brisa cuando escucho de ustedes esos comentarios.
      Un abrazote

      Eliminar
  3. A veces aferrarse a aquello que es capaz de canalizar nuestras energias y positivizar bien vale la pena. Sueño lindo y terapéutico
    Un abrazo, Natalia
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil Fina, mi caballito imaginario existe, de verdad. Ademas creo que el caballo, en el escudo de mi pais, significa la libertad! La verdad, al menos me sitvio para romper mi mutismo porque tengo mi cabeza con mi familia, en Venezuela.
      Un abrazote

      Eliminar
  4. Una idea excelente, si lo pudieras envasar, te haría millonaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcos, jajaja, a lo mejor lo patento! Esta entrega fue un poco para hacer catarsis y despejar la mente y encontrar la esperanza perdida por tanto tiempo.
      Un abrazote.

      Eliminar
  5. Me encanta como mezclas lo cotidiano con tu magia. Son cosas que me hacen sentirme más cercano a ti. A todo esto, yo también guardo en mi mesita de noche valeriana jajajaja Un abrazo grande y dulces sueños :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roland mi noble y fiel amigo. Tengo la cabeza en Venezuela a ver si logramos salir de la pesadilla!
      Un abrazote

      Eliminar
  6. Ocurren tiempos difíciles para reconciliar el sueño, y no hay mejor forma de superarlos que la catarsis. Se necesita saber bien lo que le funciona a cada quien. Cuando tengo inquietud o agitación mental, lo único que me ha funcionado hasta ahora, no son las cosas que disfruto hacer regularmente como ejercicio, caminar, salir tomar un café, bailar, por alguna razón solo escribir logra hacer en mi la catarsis.

    Y en tí hace magia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, gracias por ese lindo comentario. Escribir es para mi tambien mi mejor catarsis, mi meditacion, mi zona de juego. Tus palabras me trajero una pequena alegria. Tengo que ponerme al dia con tus escritos, porque he estado un poco desconcentrada leyendo solo noticias de Venezuela, sobresaturada de noticias, pero es que se vuelve adiccion. Necesito regresar a los espacios de las palabras del alma, como el tuyo. Un abrazote

      Eliminar
  7. Hola Leo!! Precioso este post. Dulce y gentil como los recuerdos del país de mi infancia. Yo, ando igual que tú. Entre el posgrado y lo que pasa en Venezuela, tengo como "trancamiento" creativo. Te envío un fuerte abrazo. Me encantó visitarte hoy :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ver! Que gusto tenerte por aqui! Uno no tiene cabeza, es insolito, es como si uno estuviera alla! Gracias por tu visita que siempre me alegra mucho!
      Un abrazote!

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!