lunes, 2 de abril de 2012

SOLAR


Decía Vicente Huidobro, escritor chileno, que el adjetivo si no da vida, mata. Releyéndome, me doy cuenta de que, últimamente he cometido varios crímenes. La sobre-adjetivacion es un hábito horrible que quisiera erradicar.  Pero como estas son meditaciones impulsivas, me lo tomo como una licencia, a cambio de la emoción del momento y espero me sepan disculpar.

Leia hace poco,  que la perfección, no es el momento en que uno ya no puede añadir más, sino cuando ya no queda más nada que eliminar. También siempre recuerdo  a Bernard Shaw,  “sorry this letter is so long. I didn’t have time to make it shorter”.  Por algo son genios.

Adonde voy es que, ya reflexionando un poco más, y conectando una serie de eventos externos e internos, como esos juegos de unir los puntitos, concluyo que este vicio, exacerbado en estos dias, de la euforia del adjetivo, es parte de mi estado actual, que voy a llamar: Solar.

A este particular estado Solar, quizás podría atribuirle miles de significados según mi pasticho  intelectual de astrología, Tarot, quiromancia, mitología, psicología, semiología, física cuántica, que en diferentes etapas de mi vida, y por diversas razones, me han interesado, he investigado y que he abandonado, una vez sacian el apetito del momento. Conocimientos de humo, matizados por el tiempo, que ahora viven en una especie de oscura alacena, en la cual consigo siempre especias, para condimentar oportunamente, alguna conversación.

Pero no voy a hacer uso de ese recurso culinario en esta entrega. Mi estado Solar es mucho más sencillo. Y es que aquí en estas latitudes, el Sol  en esta época, no se siente, sino que lo empapa a uno. Se mete por debajo de la piel en un torrente agradecido e impetuoso. Pienso que esto debe ser lo que sienten las matas en la Primavera, o  como cuando , en Venezuela, despues de la sequía, reciben las primeras lluvias.  Ayer justamente, mi esposo y yo, contemplábamos idiotizados y una vez más, asombrados, como un tulipán se abría paso a través de la tierra,  tras tantos meses de oscuridad e invierno. Misterios del Universo.

Esa es mi sensación Solar que, de ahora en adelante y por los próximos seis meses, voy a atrincherar en mi cuerpo y a defender contra viento y marea, como se defiende la felicidad, el amor y las cosas que a uno le regala a la vida y que en esta época de Pascua de Resurrección, hay que agradecer.

Esta es la luz astral que me despierta en estos días, que se mete en mi casa a borbotones, y que el otro día hizo que se abrieran ante mi siete puertas. Seis puertas de verdad, de madera, de vidrio, con llaves y  cerraduras, y otra puerta mágica, transparente, sin bisagras, ni cerrojos, una puerta inesperada. 

Hasta ahora he borrado más de doce adjetivos y todavía quedan más de diez, tampoco soy buena para contar.  Voy a dejarlo hasta aquí, pues si me pongo a eliminar lo malo, terminaría borrándolo todo. Escribir estas cosas es quizás  mi particular manera de huir de la perfección.

Por ahora, me voy a investigar que hay detrás de mi misteriosa puerta. 
 
Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.

Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema ;

Sólo para nosotros
Viven todas las cosas bajo el Sol.


El Poeta es un pequeño Dios

ARTE POETICA /Vicente Huidobro




7 comentarios:

  1. Esa alegria de darse cuenta que ya llego la primavera (aunque hoy haya nevado)fue una de las cosas que me hizo lagrimear de una forma tal vez cursi. Fue un dia despues de nuestro primer horrible invierno, hace un año ya: para llegar a mi oficina debia atravesar un pequeño parque, ya casi habia llegado al otro extremo cuando me di cuenta de ese milagro que sucede con las plantas que empiezan a ponerse verdes cuando se pensaba que ya estaban muertas, los pajaros de todos tipos cantaban al unisono una sinfonia y para rematar el cuadro...el sol, ese sol deslumbrante y alegre tipico de Calgary, que emocion verlo antes de empezar a trabajar!!! habian sido meses de llegar a la oficina cuando recien amanecia y salir de la misma cuando ya habia anochecido. Fue una sensacion tan pero tan profunda, con un caudal de sentimientos desconocidos para mi hasta ese momento (vengo de una ciudad tropical donde el peor frio significan 10 grados y la gente piensa que es el fin del mundo), fue tan lindo que se me nublaron los ojos de lagrimas, habia descubierto un nuevo tipo de felicidad.
    Amo los adjetivos, no dejes de usarlos, yo siempre digo que las reglas se hicieron para mostrarnos el camino pero no para amargarnos la vida, disfruta la vida al maximo, si te gustan los adjetivos, usalos! Mira a Botero: acaso la obesidad era considera bella? Imaginate si ese genio hubiera hecho caso a las reglas. Es mas, creo que si usas menos adjetivos este sitio va a perder su magia.
    Hay que conseguir el estado del arte, de acuerdo, pero que mejor arte que ser una misma?
    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que belleza tu comentario Sandra! Gracias. Si, es precisamente eso, descubrir otra forma de felicidad (en Venezuela a 20 grados la gente se esta congelando) Y si la verdad, que lo mejor es ser uno mismo, y yo la verdad como soy una romantica y cursi sin remedio, pues me quedare con mis adjetivos. Besote

      Eliminar
  2. Hola Leo-Natalia, sabes? si algo me encanta de tus escritos, entre otras cosas que los llenan de autenticidad (porque te conozco lo se), son los adjetivos, porque .... les dan vida... ¿de dónde sacaste que tus adjetivaciones son homicidios?
    Un beso... y por mí, sigue escribiendo como lo haces... que los eruditos se ocupen de la erudición... y nosotras disfrutemos de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Luisa, gracias por tu defensa apasionada de mis adjetivos y gracias por visitarme en mi blog. Es una manera de compartir esas pequenas explosiones maravillosas que suceden a diario, solo hay que prestar atencion par participar del deleite. Ciertamente lo menos que quiero ser es erudita. Gracias por tu generosidad! Por cierto en que lugar del mundo estas?

      Eliminar
  3. Empaparse de sol tras el invierno, de lluvia tras la sequía... Añadiré: de Amor tras la soledad.

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!