lunes, 21 de noviembre de 2016

PENELOPE


Conozco a tres Penélope y con todas me identifico de alguna manera:

Penélope, la del bolso de piel marrón y zapaticos de tacón, la de Serrat.

Penélope Glamour, la de los Autos Locos, glamorosamente pésima al volante, como yo.

Y Penélope, la esposa de Ulises, la que teje y desteje su propia espera.

A esta última me quiero referir.

Tejer, con estambre o tiempo, es un ejercicio de paciencia y perfección.

Dos virtudes de las cuales adolezco.

Si uno pierde la cuenta, o comienza con mal pie, el resultado es un adefesio.

Si uno se descorazona, y piensa que es muy difícil el reto, hay riesgo de abandono.

Si uno se conforma con los errores, y sigue adelante sin corregir,  el resultado es mediocre.

Si uno no disfruta el proceso, en vez de un placer, es una tarea insoportable.

Si uno quiere avanzar rápido, es probable que uno termine desbaratando, y en vez de ganar tiempo, termina uno perdiéndolo.

Tejer, con lana o con el hilo de la existencia,  enseña a comenzar  de cero cada día, si es necesario, las veces que sean necesarias.

Tejo y destejo.

Con el tesón y la paciencia de Penélope.

Cada día de mi vida, con sus aciertos y errores, se parece mucho al suéter azul que le estoy tejiendo a mi esposo.

Una verdadera Odisea.

 

PD: Entre maldiciones, y refunfuños, cada noche tejo y destejo mis errores, en este proyecto de suéter gigante en  el que me embarqué. Es mi meditación, lección de paciencia, esa que "cuando es infinita, produce resultados inmediatos".  Al final disfruto el proceso, igual que la vida, con sus remiendos, correcciones, reinicios. Como dice el poeta  Kavafis, en su poema Itaca “…no hagas con prisas tu camino…”  

 


5 comentarios:

  1. Si hay que evaluar tu tarea (entrada o post) "Penelopera" te mereces un diez, de la forma mas sencilla nos nombras otros autores, nos hablas de la paciencia, nos recuerdas la conveniencia del examen de conciencia nocturno y nos animas a tejer, tarea harto relajante. Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias Ester, que rico el primer cafe de la manana, antes de salir a tejer mi dia, y encontrarme con tu comentario siempre tan gratificante y amabl. Me da animo para seguir. Gracias!!!
      Un abrazo grande!

      Eliminar
  2. ...Pero sigue siempre caminando y con la sonrisa en el alma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Rafael!
      Sin prisa y con sonrisa jaja
      Un abrazote!

      Eliminar
  3. La verdad que yo me conformo con intentar disfrutar del proceso, o eso trato de pensar, la realidad es que tiendo a agobiarme jaja Curioso, ayer escribí un relato de un tejedor, ya llegará al blog en unos meses :) Siempre me gusta leerte. Un abrazote.

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!