jueves, 30 de junio de 2016

LOS BISONTES



 
Todas las tardes tropiezo con ellos.

Mi hijo los señala y yo casi choco.

Son los bisontes.

Los buenos espíritus de las praderas.

Ahí están, rumiando la inmensidad de su tedio, igual que yo, al salir de la oficina.

Y entonces me pregunto:

¿Qué cataclismo, sismo, choque planetario, glaciación, explosión ígnea, cambio climático, tuvo lugar en mi vida, para que aparecieran: bisontes?

Alguien, el que mueve los hilos invisibles,  cambió la escenografía de mi psique, de mi cotidianidad.

A los morrocoyes, cachicamos y perezas, me los cambiaron por caribúes, coyotes y osos.

Guacamayas,  loros, azulejos y turpiales,  por  patos, gansos, águilas y búhos.

Palmeras “borrachas de sol”,  por pinos plenos de auroras.

Donde había bucares, apamates y araguaneyes, crecieron maples, sauces  y cerezos.

La jungla dio paso al bosque boreal.

Donde había mar, pusieron río.

Donde había montaña, horizonte.

Donde habitaba el  ruido de multitudes, la fiesta perenne, la rumba.

Pusieron la comunión sagrada del silencio.

Es mi nuevo paisaje.

Al anterior, lo lloro.

Con llanto dulce.

Al de ahora, lo abrazo.

Agradecida.



 

PD: Todas las tardes cuando salgo de la oficina, junto al turquesa imposible del  río Bow, veo a los bisontes del zoológico de Calgary.  Están, ahí tranquilamente, viendo pasar la vida. De pronto pensé en lo surrealista de la situación y me salió este, mi primer “magic momento” post Chispita. Hoy particularmente,  tuve un día difícil en la oficina, así que los bisontes fueron mi terapia. Gracias!!

 
 

 
 
 

8 comentarios:

  1. Los bisontes tu terapia y para mi entender un poco mas el paisaje que ves y el que recuerdas. A estas horas Chispita se habrá encargado de hacerte olvidad la oficina. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester!! Si mi nuevo paisaje que amo, y el anterior que extrano!! Chispita me quita todas las penas jaja y este es fin de semana largo aqui! Asi que lo disfrutare mucho!!
      Un abrazote!!

      Eliminar
  2. Los bisontes son, desde luego, una feliz terapia y una fuente inagotable de sueños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, si, los bisontes son los espiritus tranquilos de la pradera!! Gracias por estar aqui!
      Un abrazote!

      Eliminar
  3. Holaaaa. Supongo que debe de calmar bastante. La versión en grande de tener una pecera jajaja Me alegro de leer tus momentos mágicos, siempre una gozada. Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roland!! Gracias, jajaja, que buena comparacion la de la pecera jajaja. Un abrazote querido amigo.
      Otro abrazote!

      Eliminar
  4. Me identifico mucho contigo. Yo también abrazo este nuevo paisaje... el de afuera. La emigración también resulta que me sigue cambiando el otro paisaje... el de adentro. Y ese, se comienza a poner duramente transformador. Que sea para mi bien, Señor. Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vero!! Sin palabras, creo que entendemos muy bien este proceso transformador del que sale de su pais. Ese cmabio de paisaje, externo e interno. Para bien sera!
      Un abrazote muy grande Vero!

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!