miércoles, 14 de enero de 2015

LA TAZA


La taza me habló.

Me dijo:

-      Hola Natalia, ¿cómo amaneciste? Estas muy linda hoy.

Me miré al espejo y vi a una persona con ojeras triples, las canas como si me hubiesen pintado, con tiza, una raya en el medio de la cabeza,  y  siete arrugas nuevas en la frente.

-¿Linda? – dije yo sin percatarme de que le hablaba a una taza.

El recipiente volvió a emitir sonidos agradables:

- Natalia, disfruta de un  rico y nutritivo desayuno. Que tengas un feliz y esplendoroso día,  nos hablamos más tarde.

Yo le respondí:

-      Gracias, igual para ti – sin darme cuenta de que le hablaba a  un objeto inerte.

Seguí con mi rutina de la mañana, apurada, pero salí de la casa con una sensación de renovada autoestima.

La taza me dijo linda, pensé.

Después me di cuenta de lo surrealista de este pensamiento, pero igual, salí a mi batalla cotidiana, con inusitado entusiasmo y creyón para disimular las canas.

Fue un día particularmente estresante, donde todo, absolutamente todo salió mal. Uno de esos días…

Llegué a la casa, exhausta,  y me serví una taza de café.

Para mi sorpresa, otra vez: la voz.

-      Hola Natalia - la taza volvió a hablar.

-      No te desanimes, sal a caminar y después hablamos. Tu vida es bella y plena.

Y así lo hice. Fui a caminar.

La caminata, borró de mi todo signo de angustia y pasé el resto de la tarde divinamente.

Ya al acostarme,  volví a escuchar  mi nombre esta vez proveniente del vaso de agua:

-      Natalia, acuérdate de tomarte tu pastilla, espero pases una feliz noche. Dulces sueños. Hasta mañana!

Y yo le dije Buenas Noches a mi vaso de agua y me fui a dormir muy contenta.

Bueno y ahora la explicación:   Esta es una idea que le propuse a mi hijo, ingeniero de telecomunicaciones,  (“para tener una buena idea, hay que tener muchas ideas”, como dijo Linus Pauling), para que la desarrolle.  Talking-Mug y/o Talking-Glass.

Se basa simplemente en un chip y una memoria, instalada en el vaso o taza, que se activa por temperatura, y aprende de las emociones de las personas, a través de ese mismo calor corporal  y sus vibraciones. Ingeniería de vanguardia.

Puede ser para renovar la autoestima, como en mi caso; o para quienes sufren de miedos, o inseguridades, o apegos, o tristezas, o para los desmemoriados. Remedio electrónico para diferentes tipos de soledad.

En fin, tiene muchas aplicaciones.

Pero sobre todo, sirve para reírse, porque nos reímos mucho desarrollando esta extravagante idea.

Nota: todos los derechos de Talking-Mug y Talking- Glass están protegidos por el autor.

Otra Nota: Y comienzo el año con este humor malo, pero es que lo necesito. Mis disculpas, otra vez.

10 comentarios:

  1. Natalia, linda!! :) Oye, pues no está mal la idea. Me recordó a... La Bella y la bestia, cuando le habla la tetera el candelabro y tal jaja Y al surrealismo de Alicia en el país de la maravillas, maravillosa historia por cierto. Yo tampoco estoy muy animado este inicio de año, pero para eso están los amigos. Muchos ánimos!!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roland, Gracias por darme animos. Si, para eso estan los amigos como tu!!
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Mi primera impresión fue pensar que habrías tomado con la taza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja
      Un gran saludo y lo mejor para este 2015 Marcos
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Empecé riéndome la idea puede resultar si no nos encuentra de mal humor y nos enzarzados a discutir con la taza, podría salir en pedazos. ¡Pobre! Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester! Feliz 2015! Tienes razon, habria que hacerla de material irrompible. Gracias por leer mis tonterias jajaja
      Un abrazote

      Eliminar
  4. No es una mala idea, Natali. Tendré que pensar a que objeto poder hablarle cuando esté deprimida, o cuando, simplemente, me apetezca pronunciar palabras porque no tnega a nadie con quien dialogar, ja, ja, ja, ja,
    Original entrada la tuya, si señor...

    Besos

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi Fina, si el slogan de la taza, es " mas que una taza un amigo" jajaja que te parece? jajaj En verdad, hay que reir para no llorar/
      Un abrazo muy grande!

      Eliminar
  5. Yo quiero una taza así Natalia,que me anime sobre todo por las mañanas que me levanto siempre de mal humor.
    La imaginación al poder y quien sabe,cosas más difíciles se han visto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joaquin, en cuanto la patente te mando una de regalo. Tenlo por seguro. Mientras tanto reirse un poco cae muy bien jajaja
      Un abrazote grande valga la redundancia

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!