miércoles, 15 de octubre de 2014

LA MARIPOSA


Todo comenzó el sábado pasado mientras tomaba mi primer café de la mañana.

Mirando por la ventana (esa que yo llamo El Cine, post # xxx)  vi algo que parecía una hoja amarilla, tratando de traspasar el vidrio.

Cuando me fijé con más detenimiento, vi que era una mariposita atrapada en una tela de araña, detrás de la ventana.

La mariposita hacia esfuerzos extraordinarios para liberarse.

Pero no podía.

Entonces, decidimos ayudarla.

Desde  el interior de la casa, yo dirigí la operación, pues todavía no puedo hacer nada arriesgado.

Mi hija salió al jardín “empijamada” y lo intentó con una escoba.

No la alcanzó.

Mi esposo que es alto, también  “empijamado” se metió entre los matorrales, se encaramó en el quicio de la ventana  y a riesgo de romperse el cuello, consiguió darle la libertad al insecto volador.

Desde mi “Cine”, vi como la alegre mariposita  voló  y se perdió entre los árboles y pinos.

Y sentí una especie de felicidad ecológica.

Un  gesto amable para con la naturaleza, fuera de reciclar y no contaminar, no es algo que practico, todos los días.

Y la anécdota no hubiese pasado de allí si no fuese porque, los actos de bondad, por insignificantes que sean, hasta con la pobre mariposita,  se devuelven con la fuerza de un huracán.

La madre Naturaleza  se volcó sobre mí y desde el pasado sábado, y hasta ahora  soy un imán para el reino animal.

Como si la mariposita le hubiese ido con el chisme  a todos los animales del bosque.

Y desde entonces ha pasado todo esto:

Abrazo de zorrillo

 
Encuentro con puercoespín ( Sancho le metió la nariz)

 
Un pajarito muy bonito cuando estacionaba en la oficina hoy

 
Un jaguar ( tras las rejas pero para mi el jaguar es importante esplendor solar)
 





Beso de osito ( les juro que esa, con las lineas de expresión, soy yo y el oso es de verdad)

Y por supuesto mi Sancho, que es el más bello regalo de la naturaleza.
SANCHO


Y termino esta entrega con un poema de mi hija cuando tenía  como siete  años:

LA MARIPOSA

“La mariposa es difícil de atrapar;

Si se me sienta en la cabeza creo que es un lazo;

Y si la atrapo me sorprendo”

Leo Pérez ( 7 años) (Estaria hablando de la felicidad?)

PS: algunos fueron encuentros casuales y otros en un parque llamado Discovery WIldlife ( el osito), donde pasamos el lunes que fue el Thanksgiving canadiense.
Una linda manera de sentirse agradecido.
 
 
 
 





 

16 comentarios:

  1. Tierna, tiernisima y llena de humanidad esta entrada que nos dejas, Natali. Y...pienso y no entiendo como pueden algunas personas abandonar a los animales a su suerte después de haber convivido con ellos, dañarles, maltratarles; no comulga eso con la palabra humanidad.

    Feliz dia de bat...
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fina! Te juro que cuando vi volar a la mariposita me senti muy feliz. Y comparto contigo absolutamente NO AL MAL|TRATO DE ANIMALES. Los osos que vimos en este parque, son rescatados.No es que me gusten los animales en cautiverio, pero estos se ven muy felicis y bien alimentados.
      Abrazo de casi fin de bata..

      Eliminar
  2. Me ha encantado, pero no nos dices nada de la araña, (naturaleza al fin y al cabo), sin presa y con la red destrozada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcos.
      Si supieras que mi hijo me hizo el mismo comentario, y me hizo reflexionar, pues el equilibrio ecologico hubiese sido que la arana se comiera a la mariposa. Pero eso no seria final feliz! Siempre me da lastima cuando veo los programas donde el leon se cpme al venado, etc, pero ciertamente, es el balance de la naturaleza. Me alegro mucho verte por aqui!
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hoy nos has contado un cuento, basado en hechos reales, con tintes de verdad, pero un cuento que les puedo contar a mis niñas. Gracias por el regalo. Un abrazo de peluche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester,
      Ciertamente, relato arrancado de la vida misma jaja. Una historia sobre un acto de bondad, que quien sabe que efecto habra causado en el mundo. Yo me diverti mucho haciendo los dibujitos jaja y de verdad tuve un contacto inusitado con los animales, cosa que no es tan comun.
      Un abrazo grandote

      Eliminar
  4. La alegría y el humor se desprende de tus letras. Me alegro mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, gracias! Me gusta jugar y la mariposita me dio una buena razon para hacerlo. ( sobre todo colorear los dibujos)
      Un abrazo grande!

      Eliminar
  5. Bonita (y ecológica) historia. Coincido con lo que comentas de los pequeños gestos. Creo que no sólo son devueltos sino que además contribuyen a que uno se sienta mejor con uno mismo.
    ¿No da miedo el oso? ¡Un abrazo de oso-Roland! jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roland, gracias por tu comentario y por t abrazo de oso. Si, en retrospectiva me pregunto como fui capaz de tomarme esa foto con el oso!! Estan con la entrenadora, pero igual y si le provoca morderte?
      Un abrazo , este fue un post divertido para mi jajajaj

      Eliminar
  6. Esto me trae buena vibra, pues me recuerda que mi ventana también es una pantalla de cine, basta abrirla en la mañana para que un sin fin de acontecimientos sucedan allá afuera y aquí adentro.
    ¿Te habías enfermado? como dices que aún no puedes tomar riesgos de trepar...ojalá estes bien.
    Te mando un abrazote Leo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz , si en la ventana pasa de todo jajaja. me alegro que tengas tu cine particular. Me practicaron una pequena intervencion qururgica, nada grave, y ya estoy recuperada, pero no puedo trepar ventanas ni nada por el estilo, todavia.
      Otro abrazote para ti Bea!

      Eliminar
  7. Ufff...que belleza de entrada Natalia, sobre todo para quienes como yo amamos la naturaleza.
    Estoy más que convencido de que si todos saliéramos al jardín a liberar mariposas el mundo sería casi perfecto.

    El poema de tu hija, precioso.Tiene madera de poetisa...

    Que tengas una bella semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese "ufff" Joaquin, la verdad me senti tan bien de haber coordinado la operacion rescate de la mariposita jajaja
      Y sobre el poema de mi hija, ella era muy divertida pequena, yo los obligaba a escribir poemas y la verdad me sorprendian con las imagenes tan extraordinarias que se les ocurrian! Una abrazote querido amigo

      Eliminar
  8. Hermoso, Leo. Imagino la motivación de todos en tu casa para salvar a esa mariposita! A eso le llamo apreciar las pequeñas cosas de la vida. Y si sumo las ilustraciones, en serio que muero de ternura! Feliz de leerte y de irme poniendo al día con tus posts. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias otra vez Vero! A mi lo que me alegra mucho es que estes otra vez activa en el blog, porque tienes una voz muy fresca!
      Un abrazote

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!