domingo, 21 de septiembre de 2014

LUMBAGO


Mi  querido y británico esposo lo llama “psycho-rubbish”..

Y esa categoría incluye todas las tendencias de pensamiento positivo, holístico, New Age, astrología, tarot, piedras,  que no tengan asidero científico; en general todas las cosas que a mí me encantan y me entretienen.

Sin embargo, en el fondo de su flemático e inescrutable temperamento,  estoy segura que una vocecita impertinente, le murmura al oído aquello de:  “de que vuelan vuelan”.

Para hacer la historia corta, en una de estas dosis masivas ( y a veces excesivas), de pensamiento positivo a las que cualquier mortal está expuesto sin piedad a diario, decidimos poner en práctica, aunque reacio el inglés, por una semana, un peculiar ejercicio:

Anotar diariamente,  tres razones para sentirnos agradecidos.

Fácil.

Quiso el destino que justo en el momento de comenzar esta tarea, me quedase yo  tiesa y doblada, con un dolor de espalda.

Pasó el lunes y el martes y  mi lista de agradecimiento se convirtió e en una larga lista interjecciones no aptas para ser escritas.

Miércoles y jueves, mi lista rimaba con  la belleza del otoño. Esa otra palabra tan liberadora que termina en ño.

Viernes y sábado, me mejoré un poco, mientras el otoño persistía en su maravilloso esplendor de amarillos.

El lumbago iba cediendo, pero mi lista: vacía.

Hoy domingo de vino blanco y gin tonic de mediodía, admirando la  esplendorosa belleza de esta estación que recién comienza (aunque tuvimos un mini invierno hace poco), mi esposo y yo decidimos intercambiar lista de agradecimientos de la semana.

Mi libreta estaba un poco escuálida.  Agradecí por los analgésicos y sobre todo di gracias porque no fui a lo oficina por varios días.

La lista de mi esposo en cambio, me movió la columna vertebral.

Tres razones para agradecer:

Day 1

You, Sancho, our home

Day 2

You, Sancho, our home

Day 3

You, Sancho, our home

Day 4

You, Sancho, our home

…………

……

Day 7

You, Sancho, our home

Y así hasta hoy…hasta siempre…

Mi copa se llenó de otoño y se desbordó  de agradecimiento.

Dar gracias sabe a La Crema y deja un gusto dorado en el paladar.

Se me quitó el dolor de espalda.

11 comentarios:

  1. Sabes transmitir una sensación real y ponerle esas gotas de ironía que la vida precisa. Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael, tus palabras siempre las recibo con infinito agradecimiento.
      Un abrazo ( y disculpa que he estado un poco distraida, y con el dolor de espalda y otras distracciones, pues he estado un poco ausente de los blogs que mas me gustan, como el tuyo)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Jajaj Hola MT, sabes que consegui una foto de cuando estabamos en Yanes Y Asociados, con Maria Eugenia y varios companeros mas. La voy a escanear y te la mando por mail. Que tiempos aquellos!!
      Un abrazote!!

      Eliminar
  3. ¡Que bonito! O... como dirías tú "que chevere" jajaja ^^ Tus escritos suelen dejar un genial sabor de boca y por mi parte estoy encantado de que suelan ser pensamientos positivos, que para los negativos ya tenemos bastantes jaja Espero que mejores de tu dolor de espalda, recuerda adoptar buenas posturas y demás. Un abrazote grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roland, tu siempre tan chevere jajaja. Gracias me subes el animo y ese es el mejor analgesico! Un abrazo grandote!!!

      Eliminar
  4. Muy buena tu realidad semanal y no porque me alegre de tu lumbago, Natalia, pero si por tu sentido del humor. Hay cremas que hacen "milagros" y.. no hay mal que no atraiga un bien...la oficina se quedó sin un cerebro unos días y tu nido se casa se inundó de atenciones...
    Feliz semana de bat...Natali

    ResponderEliminar
  5. Vaya errata, la mía. Escribir en teclado de movil es un rollo
    Quise decir: y tu casa se inundó...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fina, juraba que te habia respondido largamente pero ahora no ve mi respuesta:( Gracias como siempre, por estar ahi, y eso de que no hay mal que por bien no venga, pues muy cierto. Eso de que a uno lo consientan es muy bueno ( y este miercoles me toca pasar brevemente por el quirofano, nadamuy complicado, solo mantenimiento) pero se me junto con lo de la espalda, quizas relacionado con el estres, quien sabe. En fin, la mejor crema es un Chardonay que se llama La Crema , C, que es de mis favoritos jajaja. tal vez a ustedes los espanoles no les guste mucho el vino Californiano pero este es verdaderamente maravilloso!!! Un abrazo grande Fina!!

      Eliminar
  6. Me alegro por ti Natalia,un lumbago no es nunca buen compañero de viaje.
    Creo que a tu esposo se le olvidó un agradecimiento,el tener a su lado a una mujer como tú, con ese sentido del humor y de la vida.

    Feliz otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GraciasJoaquin! Pero si me incluyo jaja el "you" soy yo! ...creo jaja
      Gracias por ser tan amable conmigo, siempre... Un abrazo de Autum , lo pongo en ingles por falta de egnes

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!