miércoles, 27 de enero de 2016

CHISPITA HACE DILIGENCIAS


CAPITULO 5

CHISPITA HACE DILIGENCIAS

 

Chispita despertó temprano.

Era el día de las diligencias.

Pero había un problema.

Chispita no sabía muy bien que eran diligencias.

En eso llegó Toc Toc, el Pájaro Carpintero, bastante apurado.

-      Vamos Chispita , estamos tarde.

-      Pero, adonde vamos – pregunto Chispita.

-      A hacer diligencias.

-      ¿Y eso qué es?

-      Ahora que sabemos que eres un varón, pues  hay trámites que realizar.

-      ¿Trámites?

Chispita lo miró más intrigado aún, pero se montó en sus alas muy dispuesto a conocer a las famosas diligencias.

A Toc Toc le costó tomar altura, Chispita había engordado mucho últimamente.

Después de volar sobre la inmensidad de los pinos del Bosque Encantado, llegaron al Archivo General.

Los recibió el Búho Cenizo, encargado de los archivos, desde tiempos ancestrales.

-      Pasen adelante – les dijo – los estaba esperando.

-      Gracias – dijo Toc Toc.

Entraron a una enorme biblioteca, tan grande, que parecía infinita.

Chispita  quedó  maravillado. 

Anaqueles y torres inmensas de diligencias  y más diligencias.

-      Así que estas son las diligencias – dijo Chispita, deslumbrado.

-      Son libros – dijo TocToc  - donde se encuentra toda la memoria y sabiduría del mundo.

El Búho Cenizo los invitó a sentarse.

-Ya vuelvo – dijo – los archivos están muy congestionado estos días.

Chispita estaba sin habla, las diligencias, o libros,  le daban mucha paz.

Al rato, el Búho Cenizo, se presentó con un gran volumen.

-      Al fin lo encontré – dijo – lo tenían bien guardadito.

TocToc  y Chispita tenían los ojos más grandes que el búho.

Al fin, Cenizo abrió el gran tomo familiar.

Allí, con letras de oro, en la luminosa página  del Libro del Amor, podía leerse un nombre, sonoro y mágico, pleno y sincero,  el nombre de Chispita:

TOMÁS EDUARDO

 

 

 

PD: Y así, Chispita resolvió el segundo misterio, el de las diligencias. Cuando yo era pequeña, mi mama siempre me decía que estaba haciendo diligencias. Yo no entendía. Para mí las diligencias eran las carretas que tiraban los caballos en las comiquitas.  En fin, ya sabemos el lindo nombre de mi nieto, homenaje a su bisabuelo paterno (QEPD) a quien no conocí, pero con quien igual ya me une una gran amistad.

10 comentarios:

  1. Genial una vez más Natalia Leonor ^^ Yo tampoco tenía muy claro lo de las diligencias jaja Me alegro de que siga bien el proceso y de leerte por aquí. ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi muy apreciado Roland! Gracias por tu comentario y por lo de genial jaja. Yo creia que el trabajo de mi mama era hacer diligencias jaja.
      Otro Abrazote!!!

      Eliminar
  2. Bonito nombre´s, unas diligencias muy bien llevadas. Celebro que todo siga sus curso y Chispita ( ya le llamaremos así hasta el final) esté bien. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ester! Siii hay Chispita para rato jajaja. No se si para bien o mal de mis lectores jaja
      Chispita es su nombre mientras viva en el Bosque encantado.
      Un gran abrazote!

      Eliminar
  3. Es bonito venir y salir con una sonrisa en los labios, gracias a tus letras y a "Chispita".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonrisa es la que me queda a mi cuando leo tu comentario y sobre todo por saber tu presencia en mi blog!
      Un abrazote Rafael!

      Eliminar
  4. Me transportan las historias de Chispita. Me hacen situarme en mi yo niña, y me provoca seguir viajando entre tus líneas y no salir de ese transe pueril. Bello nombre el de tu Chispita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vero! Me encanta que te transportes de esa manera con las aventuras de Chispita. Yo disfruto mucho escribiendo esta metafora de la vida en el vientre materno. Faltan 4 capitulos, o meses, es lo mismo.
      Un abrazote y gracias otra vez por tu visita tan especial!

      Eliminar
  5. ¡¡¡¡¡Incognita resuelta!!!!!

    YA SABES, TIENES NOMBRE BELLO, PEQUEÑO TOMÁS EDUARDO. QUEDA POQUITITO TIEMPO PARA QUE TE LO SUSURREN CERQUITA, MUY CERQUITA DEL OIDO.

    Un abrazo, Natali. Hoy prioricé. Tomás Eduardo lo merece.

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Fina, te digo igual que a Rafael, me pintaste la sonrisa en una manana de domingo con tu bello comentario. Gracias!! y gracias por tu siempre luminosa presencia!
      Abrazos y que tengas uns feliz semana!

      Eliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!