jueves, 30 de abril de 2015

HOPE


La esperanza viene en taza y con lazo azul.

También se recibe casi siempre de quien uno menos la espera.

De manos humildes y almas puras.

Y así la recibí hoy.

Yo quería utilizarla para tomar una bebida caliente, que igual que la esperanza, siempre reconforta y cae bien.

Pero, no, ella insistió que la esperanza era  un recipiente para poner el cepillo y la pasta  de dientes, que ella misma, en un descuido había roto.

Y la complací.

Cepillarse los dientes tres veces al día  con esperanza  debería ser una práctica recomendada no solo por los dentistas sino por los médicos del alma.

La esperanza es buena para el cálculo espiritual.

Blanquea las dudas, las angustias, los errores, las aflicciones,  las tristezas

Combate la adversidad y alivia las esperas.

Ahora me despierto y me acuesto con esperanza.

Me da fuerzas para afrontar las incertidumbres que hay detrás de cada puerta, en estas  épocas de cambios.

En inglés es HOPE.

Explico: Hace dos semanas, Mariah, accidentalmente rompió un recipiente en el baño. Yo le dije que no tenía importancia, que era una pieza sin ningún valor.  Olvidé el asunto. Pero hoy, dos semanas después, Mariah, una mujer humilde, trabajadora y sencilla,  se presentó en mi casa con una taza  con la inscripción HOPE, adornada con un lazo azul.

Me pareció un lindo  y metafórico gesto que hoy comparto. Ahora cada mañana  y noche, me recuerdo a mí misma que siempre hay que tener :
 

PD: He estado un poco ausente, por buenas  y creativas razones, pero cuando regreso al blog, es un placer enorme encontrarme con  todos sus  maravillosos escritos. Me pondré al día.

10 comentarios:


  1. No hay mal que por bien no venga porque hay personas que son tan importantes que ni ellas lo saben. Disfruta de tu esperanza, que tan lindamente has agradecido. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester,
      Muy cierto lo que dices, hay personas que traen mensajes y regalos tan importantes, sin que ellas mismas lo saben. Necesitaba mucho esas taza de HOPE!
      Gracias por hacerme merecedora de tus saltos y brincos!!
      Un abrazote!!

      Eliminar
  2. La esperanza es como una sonrisa que siempre abre esa ventana del alma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael! Me gusto tanto esa taza de esperanza!!!!
      Un abrazote

      Eliminar
  3. Es justamente en esos pequeños gestos que la parte linda de la vida nos es revelada, la esperanza incluida.

    Qué dulce post. Estamos en las mismas de ausencia. Ya será.

    Mientras tanto, abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Ohhhhh!!!!, ¡¡¡Cuánto juego me das hoy con esta entrada para comentarte, Natali!!!
    1º Me recordaste mi puesto de trabajo. "blanqueamiento, cálculo ( no espiritual, claro), cepillos, dentista,,,y demás...
    2º Hoy, por ser día de la madre, también tuve mi gran regalo, con otro envoltorio distinto al tuyo, pero es mi gran HOPE.
    3º Estuve fuera unos días ( por placer), y eso, igual que la esperanza, siempre reconforta y cae bien.

    BIEN POR TU TAZA DE LA ESPERANZA Y BIEN POR QUIEN TE LA REGALÓ

    Un gran abrazo y feliz inicio de bat ( mañana...)

    ResponderEliminar
  5. La esperanza la veo verde del color de la vida
    me ha encantado tu escrito

    ResponderEliminar
  6. Holaaaaa!! Perdón por demorarme, estuve fuera.
    Esperanza, que decir... Bueno diré que la esperanza es lo último que se pierde, sin esperanza no somos nada. Me resulta imposible concebir el mundo sin esperanza, por difíciles que se pongan las cosas. Esperanza siempre, como los "bocaditos" que suponen tus entradas en el blog. Un abrazote

    ResponderEliminar
  7. Un bonito detalle por parte de Mariah.Esos pequeños detalles son los que al final unen a las personas.
    Y en cuanto a la esperanza,sí,necesitamos nombrarla o al menos leerla cada día.

    Bienvenida Natalia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un bonito detalle por parte de Mariah.Esos pequeños detalles son los que al final unen a las personas.
    Y en cuanto a la esperanza,sí,necesitamos nombrarla o al menos leerla cada día.

    Bienvenida Natalia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tu comentario es siempre apreciado. Gracias!